Urbanizaciones y puentes peatonales

El Ecuador se ha modernizado y el hábitat del planeta tiene ciertas exigencias: casas seguras, parques de recreación, calles en buen estado, limpieza, cuidado con el medio ambiente, y que los servicios básicos son una necesidad imperante para una nación que avanza. Pero después que son habitadas estas viviendas, aparecen nuevos retos que no solo los municipios deben asumirlos, sino que la empresa privada debe complementarlos.

Las etapas de las urbanizaciones Villa Club y La Joya son expresiones modernas de habitabilidad, como son las de municipios de otros cantones que han tomado en serio los nuevos asentamientos en forma ordenada, como ocurre con el de Guayaquil, que tiene planes de viviendas modernas y frescas que han servido de modelo para otros proyectos. Esta gran movilidad de personas en estas etapas de urbanizaciones crea miniciudades y los habitantes se desplazan a diferentes puntos cardinales, para cumplir con sus tareas o actividades que les ha asignado la vida; por eso hay un gran número de moradores que se encuentra en peligro al salir de sus zonas porque tiene que cruzar la carretera de un lado a otro. Es ahí donde hubo un pequeño descuido por parte del Municipio del cantón Daule, que no exigió a estas urbanizaciones y otras que tienen similares planes de viviendas, hacer puentes peatonales para el uso de los moradores ya que la carretera es de una vía rápida. En ciertas horas hay vigilantes de tránsito que ayudan a pasar la vía, a cantidad de ciudadanos, pero en el momento que no están quedan en riesgo adultos y niños. Hasta ahora solo ha habido gente que cruzó la carretera y se ha resbalado, se ha raspado la piel y sufrido torceduras; pero todavía no hay desgracias grandes que lamentar.

¿Cuál es mi pedido?, que las urbanizaciones o el Municipio de Daule hagan puentes peatonales sencillos en caso de que no tengan mucho dinero, o se los construyan modernos de cuatro carriles, iluminados. Un sabio dio dos mensajes importantes en su vida: “hay que prevenir para luego no lamentarse” y “es bueno escuchar al ciudadano para que el país avance”.(O)

Néstor Aníbal Torres Álvarez, Daule

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: