Técnica del neuromarketing se estrena en esta campaña electoral

Al menos dos aspirantes presidenciales han incorporado, como parte de su estrategia de campaña, el uso de una nueva herramienta en el país: el neuromarketing político.

Sus impulsores la definen como una ciencia que busca conocer la reacción del cerebro al recibir cierta información, para la toma de decisiones.

En el caso de clientes políticos, el neuromarketing busca orientarlos para que ‘pulan’ su discurso y se ‘sintonicen’ con el electorado, explica Lis Paredes, presidenta de Mind, empresa que ofrece este servicio.

La firma, con dos años en el mercado, se estrena en esta campaña electoral realizando estudios para dos presidenciables “de la oposición”, dice Paredes sin identificarlos.

Este Diario conoció que uno de ellos es Abdalá Bucaram (FE). No obstante, las investigaciones que Mind ha hecho públicas evalúan los discursos de Guillermo Lasso (CREO), Cynthia Viteri (PSC), Paco Moncayo (ID) y Lenin Moreno (AP).

Paredes explica que se realiza una suerte de “entrevista al cerebro” a través de equipos como un electroencefalógrafo y eyetracking (rastreo ocular).

Estos son conectados al potencial electoral, a quien se proyecta un video en el que diversos políticos hablan durante un tiempo equitativo. La “sesión” completa dura 15 minutos.

La consultora indica que la medición se aplica a entre 50 y 60 personas, y que los resultados obtenidos son presentados al cliente que pidió el servicio.

Ella destaca “la efectividad” de esta herramienta en que investiga al subconsciente.

“Las encuestas solo acceden a la parte consciente, al cerebro lógico. Pero los neurocientíficos sostienen que el 85% de la fuerza para decidir por quién votar o comprar algo viene de la parte emocional”, resume ella.

Agrega que las encuestas “por sí solas ya no son suficiente”, más aún cuando hay casos en que “no atinaron” a los resultados en las urnas. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: