Temas

Elecciones en Estados Unidos

Hillary Clinton

Michelle Obama

Elecciones

Elecciones presidenciales


Michelle Obama reafirma su total apoyo a Hillary Clinton

En el papel de primera dama no pudieron ser más diferentes. Pero como demócratas con el objetivo de inducir el voto de las mujeres, Michelle Obama y Hillary Clinton se encuentran firmemente unidas.

En su primera aparición juntas en un acto de campaña, Michelle Obama y Clinton subrayaron este jueves su respeto mutuo, los valores que comparten y una meta en particular: vencer al republicano Donald Trump, además de disimular una relación un tanto inestable y sus caminos vastamente diferentes por la vida pública.

Michelle Obama buscó reafirmar el legado de su esposo, mientras que Clinton exhortó a las mujeres a acudir a las urnas. Pero las dos celebraban su nuevo enlace político de mutuo interés, y trataban de asegurar a los votantes que tal relación es real.

“En serio, ¿existe alguien más inspirador que Michelle Obama?”, preguntó Clinton ante un público en Winston-Salem, North Carolina, que respondió con una ovación. Michelle Obama declaró que el respeto es mutuo y se refirió a Clinton como “mi chica” al tiempo que ofreció la seguridad de que su testimonio sobre Clinton es tanto personal como político.

Desde que surgió como una sobresaliente sucesora de Clinton, la gente se preguntaba una cosa, de acuerdo con Obama.

“Sí, Hillary Clinton es mi amiga”, respondió.

Es una pregunta razonable, dado el contrastante pasado de ambas mujeres y la forma casi opuesta en que han ocupado el Ala Oeste de la Casa Blanca.

Clinton se sumergió en la política, emprendió un enorme proyecto y fracasó bajo los penetrantes reflectores. Michelle Obama ha optado por mantenerse generalmente alejada y ha disfrutado de un éxito más modesto y discreto. Las dos son abogadas preparadas en escuelas de Ivy League en sus propias carreras. Clinton se ha visto refrenada bajo los estereotipos asociados con el cargo, mientras que Obama se declaró a sí misma “mamá en jefe.” Y mientras Clinton retiene su apellido de soltera —Rodham —, su sucesora demócrata hizo notar que ella prefiere el título de “señora” antes de su apellido.

Y cuando su periodo en la Casa Blanca llegaba a su fin, Clinton empezó a planear su regreso a Washington. Michelle Obama, por su parte, no ha ocultado estar lista para salir. La Casa Blanca ha acallado rápida y repetidamente cualquier comentario sobre la posibilidad de que la primera dama se mantenga en la política después que su esposo deje el cargo.

Incluso mientras explicaba su pasión por la candidatura de Clinton, Michelle Obama reconoció este jueves que es una política reacia.

“Yo no estaría aquí” si no creyera que Clinton será una presidenta en la que se puede confiar, aseguró el jueves. “Creo con todo mi corazón que Hillary Clinton será esa presidenta.”

La participación de la señora Obama se ha vuelto una parte clave de los esfuerzos de Clinton por animar a las votantes, en particular a las mujeres de raza negra, para quienes ella es un modelo a seguir y motivo de orgullo. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: