La labor de los misioneros se recordó en Guayaquil durante las homilías

Un domingo de octubre hace 23 años, la guayaquileña Carmen Franco conoció sobre la labor de las misioneras en el mundo, durante la misa en la iglesia Santa Gema, contó. Era el Día Mundial de las Misiones y se realizaba la colecta mundial. Ese día sintió, afirmó, el llamado del Señor. Tenía 35 años, dejó su trabajo como odontóloga, su familia, enamorado, todo, por predicar el evangelio en los rincones del mundo.

Durante quince años llevó la palabra y obra (su servicio profesional) a varias ciudades de Colombia, a la región de Toscana en Italia, y a El Congo, en África. En esta última sirvió por cuatro años como odontóloga en un hospital.

“Conociendo las necesidades de otros pueblos que todavía no conocen el evangelio, que nos da paz y nos da vida, yo quise comunicar y compartir con mis hermanos de otros pueblos el amor de Dios”, dijo ayer la misionera laica de 58 años, en la Catedral de Guayaquil, donde al igual que en otros templos católicos se conmemoró el Día Mundial de las Misiones, conocido también como el Día del Domund.

En esta fecha, que cumplió 90 años, se realizó la colecta mundial. Durante la homilía en la Catedral se hizo un llamado a colaborar con el compromiso misionero, con constantes oraciones y ofrendas para las misiones. Para estas donaciones se entregaron sobres de Domund. Algunos colocaron sus ofrendas en la ánfora dentro de la iglesia, mientras otros se las llevaron para entregarlas en los próximos días.

El sacerdote Rómulo Aguilar, rector de la Catedral, señaló que durante el mes se receptarán las donaciones en las diócesis o también en la cuenta corriente 3039180804 del banco Pichincha, a nombre de Obras Misionales Pontificias.

En Guayaquil hay misioneros laicos y religiosos, de Las Marianitas, Salesianos, Don Bosco, Dominicos, entre otros.

Aguilar hizo referencia al quinto mandamiento que es ayudar a la iglesia a mantener y expander el reino de Dios.

En Guayaquil se recolectó el año pasado $ 83.193 y en el país, un total de $ 477.251, según Aguilar, quien señaló que porque supuestamente la ayuda no es suficiente, la Santa Sede envía recursos para completar proyectos de ayuda social y de evangelización.

En Napo se captó $ 12.831 y recibió $ 103.500; en Esmeraldas, $ 6.881; recibió $ 105.000; entre otros casos. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: