Presidente Rafael Correa ordena descontar al Issfa recursos de terrenos

El Gobierno dispuso ayer al Ministerio de Finanzas debitar de las cuentas del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) los $ 41 millones que, a su criterio, fueron pagados en exceso por la compra de 660 lotes de terreno en lo que ahora es el Parque Samanes, en Guayaquil, que realizó el Ministerio del Ambiente.

El anuncio lo hizo ayer el secretario de Comunicación, Patricio Barriga, quien leyó un comunicado a la prensa y no admitió preguntas.

Luego, el presidente Rafael Correa lo ratificó: “Sencillamente yo he ordenado al Ministerio de Finanzas que les descuenten los $ 38 millones, yo no me voy a poner a discutir con nadie, peor con mis subalternos, como presidente de la República y comandante en jefe, ordeno. Mientras yo sea presidente aquí se cumple la ley”.

Originalmente se hablaba de un exceso de $ 38 millones, pero la cifra se actualizó.

Barriga relató que la decisión de la Procuraduría General del Estado del 18 de noviembre pasado determina la devolución a Ambiente del dinero y que es de cumplimiento inmediato.

Según el funcionario, el Issfa no observó lo que la ley manda para comprar o vender una propiedad pública respecto a que debe considerarse el avalúo que establece cada municipio, en este caso el de Guayaquil, que al 2010 valoró los terrenos en $ 7,3 millones; pero la entidad los negoció con el avalúo de un “organismo no competente”, la Dirección Nacional de Avalúos y Catastros (Dinac); por tanto, el acuerdo no se enmarca en la ley y puede ser glosado por la Contraloría General del Estado, añadió.

Según Barriga, los ingresos del Issfa han crecido de $ 87 millones a más de $ 350 millones mientras que los salarios y pensiones de retiro han aumentado entre cuatro y nueve veces en el mismo periodo.

El titular de la Secom citó dos ejemplos de ello: el coronel en servicio pasivo y exlegislador de oposición Fausto Cobo que, según él, en 2009 recibía $ 691 por pensión jubilar y que ahora llega a $ 2.600; y el exjefe de inteligencia, coronel Mario Pazmiño, que hoy recibe una pensión jubilar de $ 3.659.

Dijo que el comunicado lo realiza frente al “oportunismo y la desinformación provocada por ciertos militares en servicio pasivo que hoy sirven a intereses politiqueros ajenos a la institución castrense”.

A la par, la Contraloría General dispuso ayer el inicio de un examen especial al proceso de compra-venta de los terrenos que le pertenecían al Issfa. Se trata de un examen especial “imprevisto”, según consta en la orden de trabajo suscrita por el contralor Carlos Pólit. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: