Temas

Libertad de expresión

Supercom

Bonil

Carlos Ochoa Hernández


Informe de la Supercom concluye que caricatura de Bonil "apoya a la agitación social"

El caricaturista Xavier Bonilla (Bonil) acudió este martes a la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) para presentar su defensa ante  las acusaciones de esa entidad por  uno de sus dibujos, publicado el 28 de diciembre pasado en EL UNIVERSO, que reseña el allanamiento a la vivienda del asesor legislativo Fernando Villavicencio.

Un reporte interno de la Supercom, firmado por Wilman Sánchez León y Juan Pablo Rojas, indica que la caricatura de Bonil “deslegitima la acción de la autoridad y apoya a la agitación social”.

Anota, además, que la frase que acompaña al dibujo:"Policía y Fiscalía allanan el domicilio de Fernando Villavicencio y se llevan documentación de denuncias de corrupción" tergiversa la información.

El reporte prevé la  responsabilidad del periódico y posibles sanciones administrativas.

Los analistas técnico y jurídico de la Superintendencia de Información y Comunicación (Supercom) presentaron (con fecha 10 de enero del 2014) su informe sobre la supuesta infracción cometida por el caricaturista Xavier Bonilla (Bonil) que publicó el pasado 28 de diciembre en la página 8 del Diario EL UNIVERSO.

El informe dirigido al superintendente Carlos Ochoa detalla que "esta forma de presentar un hecho a través de caricaturas, afecta y deslegitima en efecto la acción de autoridad (su posible ilegitimidad tiene que ser impugnada por otras vías), apoya la agitación social que genera un enfoque erróneo de los hechos por la supuesta acción represiva que evidencian las imágenes".

Agrega además que el "pie" que acompaña a la caricatura es una afirmación "lo cual es inaceptable... además porque el mensaje al lector tergiversa la actuación de las autoridades competentes".

El pasado 26 de diciembre miembros de la Policía Nacional junto con representantes de la Fiscalía y de la Presidencia de la República allanaron la vivienda del exsindicalista petrolero Fernando Villaviencio y la oficina del asambleísta de Pachatutik Cléver Jiménez, por una denuncia presentada por Alexis Mera, secretario Jurídico de la Carondelet.

Mera acusa a Villavicencio y Jiménez de divulgar información reservada y utilizar mails hackeados de autoridades de Gobierno.

Los analistas de la Superintendencia de Comunicación Wilman Sánchez y Juan Pablo Rojas cuestionan además al Diario EL UNIVERSO por "recoger este producto comunicacional, lo acepta y lo publica, por lo que asume la responsabilidad que le corresponde de conformidad con la ley".

El informe además presenta un análisis jurídico que cita los artículos 18 de la Constitución y los artículos 10, 22, 25, inciso segundo del 57 y el 71 de la Ley Orgánica de Comunicación.

Dicho reporte fue difundido a través de su cuenta de Twitter por Ramiro García, abogado del caricaturista, quien acompañó la tarde de este martes a su defendido en la entrega de su respuesta a la Superintendencia, que le dio cinco días laborables para que explique su supuesto incumplimiento de la Ley de Comunicación al difundir la caricatura del 28 de diciembre pasado.

Al llegar a la superintendencia, Bonilla indicó que recogió las declaraciones de Villavicencio, publicadas en medios privados y públicos, según las cuales perdió documentos de sus denuncias en la diligencia.

“Cuidado se nos quiera decir que el caricaturista debe escoger sus fuentes dentro de una sola línea porque en ese caso se estaría yendo en contra de la libertad de expresión”, comentó el abogado de Bonilla.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: