Temas

Ley Orgánica de Comunicación

ONU

Rafael Correa

Libertad de prensa


En ONU ven daños a libertad de prensa en Ley de Comunicación

Desde la Relatoría Especial de las Naciones Unidas para la Promoción y Protección de la Libertad de Expresión también hay preocupación por la Ley de Comunicación que espera el pronunciamiento del jefe de Estado, Rafael Correa, para entrar en vigencia.

El relator Frank La Rue ve en ella “elementos que gravemente afectan la Libertad de Prensa y la Libertad de Expresión, tales como la creación del concepto de ‘linchamiento mediático’ que, por supuesto, no existe y pretende ser una forma irónica de limitar las expresiones críticas de la prensa hacia las políticas públicas o funcionarios de Estado”. Lo expresa en un comunicado.

En esta ley –agrega– “se establecen mecanismos de censura, tales como la creación de la Superintendencia de Información y Comunicación, que va dirigida a limitar la libertad con la que los periodistas pueden opinar sobre hechos relevantes, políticas públicas y sobre los funcionarios del país”.

Considera que constituyen violaciones al Artículo XIX del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y al Artículo XIII de la Convención Americana de Derechos Humanos. Y cree que el texto y el espíritu de esta ley contradicen las recomendaciones que han hecho organismos de la comunidad internacional al Estado, y las suyas hechas en el 2011. Y pidió al presidente que no sancione la ley sino que la envíe de regreso a la Asamblea “para ser más ampliamente discutida ante su aprobación”.

Desde el Gobierno y sus partidarios se insiste en los beneficios de la ley. “Lo que se busca es una mejor prensa”, indicó ayer Correa en una cumbre sobre periodismo que organiza el régimen. Pues considera que ahora, con esta norma, “se empodera a los ciudadanos para que puedan defenderse de tanto abuso”.

Y repitió su visión de los medios de comunicación privados, que son “grandes negocios”, “ilegítimos actores políticos”, “están sometidos al capital del dueño y de los patrocinadores”, “están concentrados en pocas familias”, “defienden sus propios intereses”, “no compiten (entre ellos), sino que colusionan para hacer daño”, entre otras cosas.

Pero menos mal, dijo, ya fue aprobada la Ley de Comunicación. “Lo que está en debate no es la libertad de expresión, sino la contradicción de empresas privadas con fines de lucro proveyendo un servicio público”, fue una de sus frases finales.

Durante su intervención, el mandatario cedió dos veces la palabra al asambleísta de Alianza PAIS Mauro Andino, ponente del proyecto que fue aprobado el viernes pasado por la Asamblea Nacional y quien introdujo cambios que se conocieron antes de la votación en el pleno.

Andino destacó que con la Ley de Comunicación se beneficia a la producción nacional y a la ciudadanía con los defensores de audiencias, que cada medio de carácter nacional deberá tener.

Un funcionario puede estar de acuerdo o no con los comentarios de la prensa y tiene el derecho de responder, pero, en ningún momento, puede inhibir o censurarlos, ni limitar la libertad de prensa que debe prevalecer en toda sociedad democrática”.
Frank La Rue,
relator de la ONU

Estudien la Ley de Comunicación, es muy buena. Lo que pasa es que la mala prensa está preocupada... Ahora se requiere título de periodista para realizar ese trabajo”.
Rafael Correa,
presidente

Con la Ley se garantiza la producción nacional para que los recursos destinados a publicidad no salgan del país... Queremos reconocer la capacidad que existe en el país”.
Mauro Andino,
asambleísta AP

Imagino que aquí pasa igual que en mi país (Venezuela), donde la prensa quiere reemplazar al Poder Ejecutivo, al Poder Electoral y al Poder Judicial con sus titulares”.
Ernesto Villegas,
ministro de Información

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: