Temas

Economía

Medio ambiente

Especies en peligro de extinción


Ranas de exportación

La necesidad de conseguir recursos para la conservación de especies de ranas en extinción convirtió a un proyecto, hasta entonces impensable en el país, en la única empresa especializada en la exportación de estos animales como mascotas.

Se trata de Wikiri, que comercializa varias especies de ranas hacia mercados externos.

Desde el 2010 hasta ahora esas exportaciones han significado alrededor de $ 200 mil, de acuerdo con Lola Guarderas, gerenta de Wikiri.

Por la actividad que realiza se la ubica como una empresa de biocomercio sustentable de anfibios nativos del Ecuador.

Trabaja en la crianza de ranas ecuatorianas, apoyada por un grupo de científicos especializados en el estudio de estos animales. Quienes las compran como mascotas en mercados internacionales son coleccionistas, zoológicos y centros de investigación.

La idea de formar esta empresa surge porque al inicio del 2000 el jefe del Centro de Investigaciones Jambatu (rana), Luis Coloma, constató que había especies de ranas ecuatorianas que se extinguían.

Pero en el Ecuador es complejo obtener recursos en grandes cantidades y de forma permanente para investigación y conservación, indicó Guarderas, quien destacó que esta situación contrasta con los ingentes recursos que genera el tráfico de especies animales y vegetales, el tercer negocio ilícito a nivel mundial, después de las drogas y las armas.

“Mientras el país está sentado sobre una mina porque cada metro cuadrado tiene decenas de especies”, señaló.

Por eso se decidió usar la ciencia para la reproducción de anfibios que puedan comercializarse con el objetivo de financiar la conservación de trece especies de ranas en peligro de desaparecer, y para la educación de niños y jóvenes en zonas donde hay mucha diversidad de estos animales.

Actualmente las especies que se exportan son: rana mono (Agalychnis spurrelli), rana diablito (Dendrobates sylvaticus), rana chachi (Hypsiboas picturatus) y rana marsupial (Gastrotheca riobambae).

También la rana pac-man (Ceratophrys stolzmanni), una especie muy rara y relacionada con los bosques de la Costa ecuatoriana, dijo Guarderas y señaló que la primera exportación que Wikiri hizo de esta fue en el 2010 a Canadá y Alemania. Se enviaron 750, lo cual significó 20 mil dólares.

La rana diablito, que es venenosa y proviene de los bosques tropicales de Esmeraldas, es la más cotizada por ser mayormente requerida por especialistas y coleccionistas a nivel mundial. Al momento, Wikiri las vende a Canadá, Alemania, EE.UU., Francia, Inglaterra y Japón.

El próximo mercado es Holanda, adonde irá un pedido de 78 ranas diablito, que representarán alrededor de $ 30 mil.

Los precios de las ranas para exportación según su especie pueden ir de $ 30 a $ 300.

A la par de las exportaciones, el objetivo de Wikiri es vender en el Ecuador terrarios, que son ambientes similares a los acuarios donde se reproduce el hábitat de las ranas.

El Museo Interactivo de Ciencias del Municipio ya adquirió un terrario para sus exhibiciones. Wikiri buscará ampliar esta estrategia de biocomercio a otras entidades públicas y también a empresas privadas (su web es www.wikiri.com.ec).

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: