Barcelona SC en cuenta regresiva para la 15

La gloria está cerca. A 90 minutos, a un empate este domingo en el último Clásico del Astillero del año, cuando Barcelona podría volverse inalcanzable para su escolta, Emelec.

El triunfo de los amarillos ante Independiente y el empate logrado en el último segundo por Deportivo Cuenca frente a los azules, el miércoles pasado, hicieron que la ventaja del líder se ampliara a 7 puntos, una brecha que sería definitiva para las aspiraciones de los toreros de ganar el torneo nacional sin necesidad de jugar finales, si como mínimo la mantienen hasta el pitido final, porque luego de eso solo quedarían 6 unidades por disputar para ambos.

Así que con el empate basta para alcanzar la estrella 15, “pero no va a ser un partido fácil”, adelantó el argentino Damián Díaz, el ‘10’ de los canarios, sobre el rival que se avecina, que no se resigna, que peleará hasta el último aliento para forzar a las finales y retener su corona.

El tricampeón quiere seguir soñando. Pero solo le sirve vencer a Barcelona para seguir con vida una fecha más. Si lo logra, después tendrá que ganar los dos partidos que le quedan (ante U. Católica y Delfín) y esperar a que los colistas Mushuc Runa y Aucas derroten a los amarillos para que haya final.

Los 90 minutos del último Clásico del año bien se podrían cronometrar como una cuenta regresiva para ambos.

Es que desde el arranque, con el marcador en blanco, Barcelona ya es campeón. Emelec, en cambio, tendrá hora y media para intentar lo que ningún equipo ha logrado hacer en esta temporada de visita en el Monumental: ganar, sumar de a 3, irse con la portería impenetrada ante este que es el mejor local del campeonato.

En su campo no ha habido portero rival que se haya ido sin tener que recoger al menos un balón de sus redes. El escenario del estero Salado, del cerro San Eduardo, de la calle que se cierra los domingos para el juego de pelota, como en el barrio, porque Barcelona es pueblo, ha visto hasta ahora triunfar a los suyos en 19 de 20 partidos. Solo el Cuenca puede decir que no fue vencido allí. Se llevó un empate (2-2) en la primera etapa, aunque en la segunda recibió 5 tantos, una diferencia de goles que también la sufrieron Liga de Quito, Universidad Católica, Fuerza Amarilla y el propio Emelec este año.

Pero Barcelona tiene más números de campeón. Lo dicen las 30 victorias logradas este año, que batieron el récord de 29 que logró El Nacional en 1983.

En su casa ha sumado 58 de 60 puntos posibles –el 96,66% de efectividad–, solo uno más y será campeón. (D)

Barcelona hoy es el mejor. Sabemos que podemos coronarnos ante Emelec, pero no hay que adelantarse, hay que jugar primero.
Damián Díaz, jugador de Barcelona

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: