Guayas estrenará asambleístas por distritos

–Se acabó la papeleta enorme–. Es la explicación más sencilla a la división de Guayas en cuatro circunscripciones electorales para votar por asambleístas provinciales el próximo 17 de febrero.

La dio al inicio de esta semana el director de la Delegación Electoral, Efrén Roca, mientras se inauguraban talleres sobre este nuevo mecanismo que se aplicará por primera vez en las provincias más pobladas del país: Guayas, Pichincha y Manabí, donde se concentra el 51% del padrón nacional.

Ante representantes de los partidos y movimientos, de las organizaciones sociales y de universidades, el tema de votar segmentados no se percibe tan complicado. Entre los electores hay un panorama diferente.

Quienes votaron en Guayas la última vez (en abril del 2009) eligieron a 18 legisladores en una sola papeleta. Ahora ellos deberán marcar solo por 5. Esto porque el Consejo Nacional Electoral (CNE) distribuirá en cada uno de los cuatro distritos en que ha sido dividida esta provincia una papeleta con las 5 opciones de todas los grupos políticos habilitados para estos comicios: once nacionales y dos provinciales, aunque algunos irán juntos, en alianza, para esta elección provincial, como PSC-Madera de Guerrero y MPD-Pachakutik.

En cada distrito del Guayas se elegirá a 5 legisladores y así sumarán 20 los representantes que esta provincia tendrá en la Asamblea Nacional. Manabí elegirá 9: 4 en un circuito y 5 en otro. Pichincha se dividió en cuatro circunscripciones para designar a sus 16 asambleístas provinciales: 4 en los distritos uno y tres, 5 en el circuito dos y 3 en la circunscripción cuatro.

El número de asambleístas y la forma de elegirlos cambió con la vigencia, desde el pasado 4 de febrero, del Código de la Democracia.

En su artículo 150 define cuántos legisladores le tocan a cada provincia, de acuerdo con su población, y también que las que tengan entre 8 y 12 representantes se dividan en dos distritos; las que pasen de 13 y hasta 18, en tres, y las que lleguen a 19 y más, en cuatro. Es el caso de Guayas.

La idea que difunde el CNE sobre la ventaja de esta nueva forma de elegir es que haya una representación adecuada, que los candidatos sean diversos y no solo representen a la ciudad principal.

También se busca que haya una cercanía entre el elector y su representante.

Eso lo tiene claro Begoña Aguirre, pues una vecina está de precandidata. Aunque en su barrio –en las calles Cuenca y la 20 en Guayaquil– no se conoce sobre los distritos ni que ellos pertenecen al 1 (que agrupa las parroquias Febres Cordero y Ximena), todas las noches algunos participan de reuniones en la nueva central de Sociedad Patriótica.

Hace tres días Aguirre vestía una camiseta de la lista 3. Ella cuenta que Alexandra Valencia es de su barrio. La llama así pues la conoce más con ese nombre en los años que vive en la zona, aunque la precandidata gutierrista se promociona para las elecciones primarias y en las redes sociales con su primer nombre: Irene.

Ese es uno de los requisitos definidos por el organismo electoral: Los candidatos deben haber nacido en el distrito para el que se postulan o residir dos años consecutivos ahí. Esos datos deben comprobarse al momento de la inscripción de las candidaturas, a través de partidas de nacimientos o una declaración juramentada.


Esa conexión del político a la gente es lo positivo que ven quienes actuarán en el proceso electoral. Lo resalta el director provincial del movimiento Ruptura, Francisco Jiménez, aunque considera que hay un factor de distorsión en cómo se delimitaron los distritos, como la acumulación de electores en el distrito 1 que agrupa a la zona sur de Guayaquil o la dispersión del distrito 3 que mezcla el área urbana con la ruralidad.

Y otros inconvenientes que han salido a la luz conforme las agrupaciones han empezado el trabajo con esos sectores: la población flotante, quienes alquilan y votan en otras localidades. Datos que se están levantando en medio de recorridos de una precampaña que camina a paso lento. Esto porque los actores políticos consideran que hubo atraso en la definición de los distritos.

El CNE aprobó el esquema de distritalización para las tres provincias grandes el 19 de agosto pasado. Los periplos proselitistas empezaron hace dos semanas, de a poco y con precandidatos, pues aún faltan que las organizaciones políticas realicen elecciones internas (con padrón y votación) o sus primarias representativas (con delegados) para oficializar los nombres de sus postulantes. Esos procesos arrancarán la próxima semana.

El Prian no tiene fecha para definir la lista provincial. Su subdirector Wilson Sánchez cuenta que enviaron a varios delegados a los talleres que el Consejo Electoral realizó esta semana en Guayaquil, Quito y Portoviejo para explicar las normas que regirán para la elección de asambleístas por circuitos. El punto de partida de la difusión de esta nueva forma de votar que tiene cuatro meses –hasta el 17 de febrero próximo– para ser entendida por los 2’775.632 electores habilitados en Guayas.

50,7% VOTO DE MUJERES
Distrito 1
Población: 890.648
Electores: 733.805
Parroquias: Ximena y Febres Cordero.
Sectores: La Pradera, Guasmos, Fertisa, Los Esteros, isla Trinitaria, Las Malvinas, La Guangala, Los Almendros, Puerto Lisa, La Colmena, El Cisne, Batallón del Suburbio, Abel Gilbert, entre otros del sur de la ciudad.

37% SIN EDAD PARA VOTAR
Distrito 2
Población: 918.377
Electores: 575.658
Parroquias: Tarqui y Pascuales.
Sectores: Urdenor, El Cóndor, Alborada, Guayacanes, Samanes, Quinto Guayas, Los Vergeles, Las Orquídeas, Mucho Lote, Bastión Popular, Montebello, Juan Montalvo, La Prosperina, Los Ceibos, La Florida, Colinas de la Florida, El Fortín, Paraíso de la Flor, Flor de Bastión, Balerio Estacio, Monte Sinaí, Ciudad de Dios, Pascuales.

27% DE PADRÓN PROVINCIAL
Distrito 3
Población: 889.321
Electores: 745.970
Parroquia: Tarqui
Sectores: La Atarazana Acuarela-Sauces, Martha de Roldós, San Eduardo, Urdesa-Miraflores, vía a la costa.
Otras Parroquias Letamendi, García Moreno, Urdaneta, Sucre, Ayacucho, Bolívar, Olmedo, Rocafuerte, Nueve de Octubre, Roca, Carbo, Posorja, Tenguel, Juan Gómez Rendón, Chongón, Puná.
Cantón Durán: parroquias Eloy Alfaro, El Recreo.
Cantón Samborondón: La Puntilla, Tarifa, Samborondón.
Cantón Playas: General Villamil.

27% VOTO MONTUBIO
El segundo grupo en el distrito 4 del Guayas, después de los mestizos, lo integran quienes se consideraron montubios en el último Censo de Población.