¿Cuáles son los países más felices del mundo?

En la Conferencia de la Felicidad de las Naciones Unidas, del pasado 2 de abril, se reveló que el mundo se ha hecho más feliz con el tiempo. "En promedio, el mundo se ha vuelto un poco más feliz en los últimos 30 años (0,14 veces de aumento)", dice el documento.

Aunque la felicidad no es fácil de cuantificar, varios estudios alrededor del mundo han tratado de descubrir quiénes son las personas más felices y qué factores determinan este sentimiento.

El Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos publicó recientemente su World Happiness Report Reporte de la Felicidad del Mundo), donde intenta responder a esta cuestión a través de encuestas realizadas en varios países.

A nivel individual, la felicidad tiene que ver con la buena salud física y mental, la estabilidad laboral y el bienestar familiar, los cuales se vuelven cruciales a la hora de sonreír, señala el análisis.

Mientras que la libertad política, los fuertes nexos sociales y la ausencia de corrupción se vuelven incluso más importantes que la riqueza a la hora de explicar el bienestar de una nación.

Los países más felices del mundo, según este reporte, son los del norte de Europa (Dinamarca, Noruega, Finlandia, Países Bajos). Su puntaje promedio de evaluación de vida es de 7.6 en una escala del 0 al 10.

Por el contrario, los menos felices son los países pobres en el África subsahariana (Togo, Benín, República Centroafricana, Sierra Leona) con promedio de vida de las puntuaciones de evaluación de 3,4.

Además, establece que las mujeres son más felices que los hombres en lo países desarrollados, mientras que en los más pobres los resultados son mixtos. "Aunque las mujeres reportan mayor satisfacción de vida que los hombres, las tasas de enfermedad mental son también más altas", indica el estudio.

Felicidad colectiva
De acuerdo con la investigación, "los seres humanos son animales sociales y por ello, necesitan de las relaciones interpersonales para sentirse más satisfechos". Así es como establece que la felicidad también se logra según el conjunto o sociedad donde viva una persona.

De esta manera, define a la confianza, el respeto y la libertad política como variables del bienestar social. "Es por eso que había tanta infelicidad en los países del bloque soviético antes de su transición hacia las sociedades abiertas", dice el estudio.

Asimismo, el informe considera que "la corrupción en los gobiernos es una de las principales causas de la infelicidad en muchos países y debe ser erradicada".

Felicidad en el trabajo
Respecto a lo laboral, revela que el desempleo causa casi tanto sufrimiento como la separación o la muerte y que en el lugar de trabajo, la estabilidad y las relaciones sociales se vuelven más importantes que el salario o los horarios.

También muestra que en Estados Unidos y en Europa, las personas que trabajan independientemente presentan mayor satisfacción que las que trabajan bajo relación de dependencia.

Sin embargo, en América Latina esto no sucede y uno de los motivos que brinda el estudio es que los trabajadores independientes en esta región lo deben hacer por necesidad y no por decisión.

La felicidad individual
La salud mental es la mayor causa de felicidad en cualquier país, revela el análisis. No obstante, sólo el 25% de los enfermos mentales recibe tratamiento para su condición en los países avanzados y esta proporción es aún menor en países más pobres.

Finalmente, las encuestas realizadas en Estados Unidos, Europa, Ámerica Latina y Asia, evidencian que la felicidad también se consigue con el matrimonio y a la estabilidad familiar.

Lista de países según su grado de felicidad*

1. Dinamarca

2. Finlandia

3. Noruega

4. Suecia

5. Canadá

9. Australia

11. Estados Unidos

12. Costa Rica

19. Venezuela

22. España

25. Brasil

30. Alemania

39. Argentina

41. Colombia

50. Uruguay

56. Corea del Sur

65. Vietnam

66. Ecuador

70. Paraguay

77. Perú

85. Pakistán

90. Sudáfrica

153. Sierra Leona

154. África Central

155. Benín

156. Togo

*World Happiness Report, del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, Abril de 2012.