Bachilleres buscan prepararse para nuevo examen de ingreso

Alexandra Solano Muñoz, bachiller en Contabilidad del colegio Provincia de Chimborazo, obtuvo 583 puntos en la prueba de aptitud del 18 de febrero pasado. Dice que necesita mejorar ese resultado para así aumentar sus posibilidades de adjudicarse un cupo en la carrera de Administración de Empresas.

Es su primera opción, dice. Por ello espera inscribirse nuevamente en la base del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA) para presentarse al nuevo examen previsto para el 28 de abril próximo.

Richard Rodríguez Castañeda, de 18 años, bachiller en Sociales del colegio Aguirre Abad, piensa seguir esa misma ruta para mejorar los 638 puntos que obtuvo en la prueba pasada y, asimismo, asegurarse un cupo en la carrera de Hotelería y Turismo, su primera opción.

Alexandra y Richard, como miles de bachilleres que rindieron la evaluación -en la que 547 aspirantes, de 45.133, lograron notas altas e integraron un denominado Grupo de Alto Rendimiento (GAR)-, esperan que llegue el 9 de marzo para conocer en cuáles carreras lograron cupos, pues al inscribirse en el SNNA podían escoger un mínimo de 5 y un máximo de 10.

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), a cargo del proceso, anunció que ese día tendrá aquella información.

Para Melissa Vera, bachiller de la Unidad Educativa Manabí, de la ciudad de Manta, será la primera vez que se presente a la prueba de aptitud de la Senescyt. Su objetivo es estudiar Medicina en la Universidad Central, de Quito. Comenta que le pedirá consejos a amigas que ya se presentaron en la primera convocatoria de la Senescyt.

René Ramírez, máxima autoridad del organismo, refirió que aquellos estudiantes que obtuvieron menos de 500 puntos deben necesariamente rendir otra vez la prueba de aptitud.

Los aspirantes que sacaron más de ese puntaje pueden postularse a las carreras elegidas entre sus opciones, pero también dar otra vez la prueba.

En tanto, centros de capacitación y universidades alistan nuevos cursos para preparar a bachilleres frente a la prueba de abril próximo.

El centro de capacitación Emanuel, ubicado en la av. 9 de Octubre y Lorenzo de Garaycoa, empezará su curso el lunes próximo, el cual tendrá una duración de dos semanas.

Desde el lunes hasta el 5 de abril próximo la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), en su local de la Universidad de Guayaquil, recibirá inscripciones para sus cursos de nivelación. Las clases se iniciarán el 10 de abril. Abarca las materias: Razonamiento Lógico y Abstracto, Aptitud Verbal y Aptitud Numérica.

También la Asociación de Profesores de la Universidad de Guayaquil recibe alumnos para sus cursos, pero la instrucción apunta al examen de exoneración que la Senescyt tomará el 19 de marzo próximo.

Quienes pasen esta prueba evitarán un curso de nivelación de seis meses.

La Asociación sostiene que la instrucción la impartirán maestros especializados en Matemáticas, Biología, Anatomía, Física, Contabilidad, Química y Lengua Española.

El gremio también dictará cursos de nivelación para la prueba de aptitud del 28 de abril. Receptará inscripciones hasta el 3 de ese mes.

Otro centro que ofrece capacitación para el examen de aptitud es el Colegio de Ingenieros Mecánicos del Guayas, ubicado en Vacas Galindo y Chimborazo. También la instrucción incluye razonamiento lógico, verbal y abstracto. Las clases se iniciarán el sábado próximo.

Entre estas ofertas, solo el curso de la FEUE es gratuito.

En tanto, la Senescyt también publica en su portal una guía de estudios frente a la prueba de aptitud. En la convocatoria pasada, lo hizo una semana antes de la evaluación.

Contenido

La prueba dispone de 120 preguntas. Serán 40 de razonamiento verbal, que medirán la acción interpretativa, argumentativa y propositiva del estudiante; 40 de razonamiento numérico (comunicación, razonamiento, resolución de problemas); y 40 de razonamiento abstracto (ordenación, resolución de problemas gráficos y sucesiones).

12 sin calificación

Doce no tienen calificación. Sirven para conocer la consistencia de las respuestas (si alguien contesta al azar).