Lucha contra VIH y tuberculosis salva 900.000 vidas, dice OMS

Reuters
LONDRES.- Unas 900.000 vidas se salvaron en todo el mundo a lo largo de seis años gracias a una colaboración más estrecha entre servicios sanitarios para proteger de la tuberculosis a personas con el virus del sida, indicó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS indicó que entre 2005 y 2010 hubo un drástico aumento en el número de personas seropositivas que se hacen la prueba de la tuberculosis y viceversa.

Eso permitió a los médicos tratar a las personas más deprisa e impedir el contagio de la tuberculosis, señaló el organismo.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causa el sida y debilita el sistema inmune. Por eso quienes lo padecen tienen muchas más posibilidades de verse infectada con tuberculosis.

Unos 34 millones de personas tienen el VIH en todo el mundo.

La tuberculosis mata a unos 1,7 millones de personas cada año. Las cifras de muertes entre enfermos de VIH son altas, en especial en países más pobres.

Más de 100 países, según la OMS, hacen pruebas al menos a la mitad de sus enfermos de tuberculosis para comprobar si tienen VIH.

"El progreso fue especialmente destacable en África, donde el número de países que hacen pruebas de VIH a más de la mitad de sus pacientes de tuberculosis pasó de cinco en 2005 a 31 en 2010," añadió.

A su vez, el número de personas seropositivas a las que se hizo pruebas de tuberculosis se multiplicó casi por 12, de casi 200.000 pacientes en 2005 a más de 2,3 millones en 2010, según la OMS, que publicó los datos de impacto sobre sus guías sobre estas dos enfermedades, publicadas en 2004.

"Este marco es el estándar internacional para la prevención, cuidado y tratamiento de la tuberculosis y el VIH para reducir las muertes, y tenemos sólidas pruebas de que funciona", afirmó Mario Raviglione, director del departamento Stop TB (Alto a la tuberculosis) de la OMS.

La OMS renovó su petición para que se aplique una estrategia de pruebas rutinarias de VIH a todos los pacientes de tuberculosis, personas con síntomas de la enfermedad y sus personas cercanas.

También recomienda comenzar con rapidez el tratamiento para todos los que dan positivo en el virus del sida, combinando tanto cotrimoxazol, un fármaco contra infecciones de pulmones, y la terapia antirretroviral para el sida.

Estos servicios y tratamientos, señaló la organización, "deben ofrecerse de forma integrada en el mismo momento y lugar".