Petroamazonas explotará un bloque que está en el Yasuní

Jueves, 12 de Enero, 2012 - 00h00
12 Ene 2012

Noticias relacionadas

En este mes, la empresa pública Petroamazonas comenzará los trabajos de construcción en el Bloque 31, ubicado en pleno Parque Nacional Yasuní, una de las zonas más biodiversas del mundo.

Ese anuncio lo hizo ayer el gerente de la empresa, Oswaldo Madrid, quien explicó que en este 2012 se va a desarrollar “con fuerza” este proyecto para el cual se destinarán unos $ 197 millones en inversión y que produciría 18 mil barriles diarios de petróleo en el segundo semestre del 2013.

Pese a que el 80% del área del bloque se encuentra ubicado en el Parque Yasuní, el funcionario explicó que la explotación es posible con base a una licencia ambiental emitida en el 2007 en favor de Petrobras, que era la empresa que antes manejaba dicho bloque y que fue subrogada para Petroamazonas bajo regulaciones existentes en el 2007.

Hasta el momento ya se ha desarrollado la ingeniería conceptual básica, se han firmado acuerdos con las comunidades del sector; se han comprado equipos y materiales de larga entrega. Además ya ha llegado la tubería para la línea de flujo hacia Esmeraldas.

El ejecutivo petrolero indicó que la primera tarea es desarrollar el campo Apaika y para ello se necesitarían unos $ 365 millones; posteriormente se desarrollará el campo Nenke, que se encuentra en la parte norte.

Según Madrid, Petroamazonas deberá asegurar con estándares altísimos la preservación del medio ambiente.

También explicó que habrá caminos ecológicos y desde el aire solo se verá una plataforma de la cual se desprenderán hasta 25 campos en la modalidad de racimo.

Otra de las obras necesarias es la implementación de una tubería de 80 kilómetros desde Apaika hasta Edén Yuturi.

Para Madrid, la puesta en marcha de la construcción del bloque 31 no tiene por qué afectar la campaña ambiental del Yasuní ITT que busca dejar el crudo en tierra del bloque 43, y para la cual el Gobierno dio más plazo para la obtención de contribuciones internacionales.

Al ser consultado sobre si la tubería del Bloque 31 podría ayudar a transportar el crudo de los campos que abarca el ITT, en el caso de que fracasara la iniciativa Yasuní, comentó que existe esa posibilidad, pero que al momento el plan A de mantener el crudo en tierra es la prioridad.

También aseguró que el desarrollo del campo es una obra ávidamente esperada por las comunidades, porque de los resultados, estas pueden obtener el 12% de utilidades en su beneficio.

Se ha considerado conseguir $ 147 millones de financiamiento externo, con empresas estatales de Rusia o China, pero no se descarta llegar a un acuerdo con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), para participar en un fideicomiso parecido al de Pañacocha, aunque esta vez con una tasa más favorable al Biess. Con Pañacocha la tasa fue de 5%, considerada por varios asambleístas como un mal negocio para la institución que maneja los dineros de los afiliados.

En principio las reservas del Bloque 31 están estimadas entre 40 millones y 45 millones de barriles. En total el proyecto puede llegar a costar $ 600 millones y el pico máximo de producción sería de 25 mil barriles diarios en el 2014.

Petroamazonas explotará un bloque que está en el Yasuní
Economía
2012-01-11T16:33:09-05:00
Estatal comenzará construcción este mes, con licencia ambiental dada en el 2007 a Petrobras.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo