Policía implicado en agresión a estudiante se presentó ante Fiscalía del Guayas

Hernán Salazar, teniente de la Policía y presunto responsable de haber disparado una bomba de gas lacrimógeno al estudiante Édison Cocíos del colegio Mejía, y de causarle una herida, se presentó este martes en la Fiscalía del Guayas.

El policía se entregó a las autoridades para las investigaciones, y se hospedó en un hotel ubicado al norte de Guayaquil. En el lugar estuvo presente el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga.

"Ni siquiera es el momento procesal para hablar de responsabilidad,
simplemente hay unos indicios de que hay alguna vinculación de esta
persona con un hecho que ha ocurrido, pero eso lo establecen los jueces",
dijo Chiriboga.

El detenido tuvo una breve comparecencia antes de ser detenido provisionalmente por 24 horas. "Cómo pueden vincular a una sola persona, había siquiera unas 20 (o) 30 armas ahí, cómo pude ser justamente yo la persona cuando hubo más oficiales que ingresaron", indicó Salazar.   

El fiscal agregó que a la Fiscalía le interesa que el esfuerzo que hizo para que el policía implicado regrese al país se haya cumplido. Agregó que para el retorno del ciudadano se contó con un equipo propio de seguridad de la Fiscalía que trabajó en Perú y en el exterior sobre este caso.

Por su lado, el policía dijo que se presentó ante las autoridades para demostrar su inocencia; dijo que no se fugó del país, ya que se fue por la vía legal por una calamidad médica, detalló Ecuavisa.

Cocíos resultó herido en la parte derecha de su cabeza, tras el impacto de una bomba lacrimógena, el pasado 15 de septiembre, cuando participaba en las protestas de oposición al bachillerato unificado, y en respaldo a los maestros de la institución, quienes reclamaban la compensación económica por el incremento de la horas laborables.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: