Asignación de cupo será de acuerdo al mérito del estudiante

El Consejo de Educación Superior y la Secretaría Nacional de Educación Superior Ciencia Tecnología e Innovación (Senescyt) continúan en la implementación de la Ley Orgánica de Educación Superior.

El Consejo diseñó sus estatutos de funcionamiento, aspectos logísticos, de presupuesto y avanza en los temas de implementar una plantilla única a la que deberán sujetarse las universidades para modificar sus estatutos. La Senescyt por su parte diseñó el sistema de nivelación y admisión para el ingreso a las universidades.

En el reglamento de la ley se establece que la admisión que será de carácter permanente y establecerá un sistema nacional unificado de inscripciones, evaluación y asignación de cupos en función del mérito de cada estudiante.

La nivelación tomará en cuenta la heterogeneidad en la formación del bachillerato y las características de las carreras universitarias.

El subsecretario general de Educación Superior, Augusto Espinosa, explicó que priorizar a los mejor puntuados no excluye a estudiantes. “Trabajamos con instituciones expertas para evitar la exclusión. No hay examen perfecto”, indicó.

Sin embargo, el vicerrector académico de la Universidad Central, Clímaco Egas, considera que el bachillerato unificado va a desmejorar la calidad del alumno que llega a la universidad porque no permite el desarrollo de las mejores aptitudes cognoscitivas.