Susto por sarampión lleva a cientos de personas hacia centros de salud

Desinformados y con temor, cientos de padres y madres de familia hicieron ayer largas columnas afuera de los centros de salud de Guayaquil, como el dispensario 4, para que vacunaran a sus hijos frente a la posibilidad de contagio del sarampión, cuyo brote se originó en Quisapincha, Tungurahua, hace casi tres meses y que hasta el momento deja 88 casos, 3 en Pichincha, 2 en Guayas y el resto en Tungurahua.

Aquel interés por vacunar y por pedir información también se presentó en otras provincias del país, como Manabí, donde las autoridades de Salud anunciaron que requerían al menos de 400 mil dosis. La situación en Guayaquil se dio como reacción a la presencia de dos menores que dieron positivo el pasado fin de semana.

La mañana y tarde de ayer, en el Centro de salud Nº 4, centro sur de Guayaquil (Cuenca y Coronel), cientos de madres buscaban inmunización. “No hay vacunas en ninguna otra parte, solo aquí”, indicó Sullay Angulo, quien llevó a su hijo de cuatro meses desde la coop. Sergio Toral y hacía fila a las 13:30.

A esa hora la aglomeración y el calor molestaban a los usuarios, que en algunos casos llevaban tres horas haciendo hilera. “Se están metiendo, una persona hace fila para tres personas, estoy desde las 10:00, mis niños tienen hambre, sed y sueño”, manifestó Candy Recalde, de la 18 y Febres Cordero, que reconoció que a sus dos hijos sí les habían aplicado la vacuna.

A las 10:00 se había colocado una segunda mesa del lado de la calle Noguchi con más personal, ya que el que se encontraba en el lugar no se abastecía. Media hora antes ya había una fila del lado de Coronel que daba la vuelta a la cuadra.

El director del área de Salud Nº 4, Roberto Pérez, señaló que se está aplicando un cerco epidemiológico en el cuadrante comprendido por las calles Clemente Ballén, Ayacucho, José de Antepara y Lizardo García, donde residen los dos menores contagiados con el mal.

“Vienen personas de varios sectores, pero se alarman sin justificación alguna, no hay sarampión en Guayaquil, hay vacunas suficientes para los niños en la campaña nacional”, dijo.

Pérez detalló que las vacunas son: SRP (sarampión-rubeola-paperas) para niños entre 6 meses y 5 años, SR (sarampión-rubeola) entre 5 y 14 años. La desinformación también llevó a varias madres a otros centros en busca de inmunización.

La directora provincial de Salud, Rosario Cantos, informó que en el Centro Nº 4 “se está vacunando a los niños del sector, pero en sitios como el Guasmo o la Trinitaria no van a vacunar a todos, porque ahí no está el virus, solo a niños desde 6 meses hasta 2 años”.

Además expresó que se hace vacunación con contactos directos y secundarios a un infectado. En el caso de los niños contagiados y que se trataron en el hospital Francisco de Ycaza Bustamante, se vacunó al personal administrativo y médico y contactos cercanos como familiares, vecinos. Cantos aseguró que hasta el mediodía de ayer no había más casos.

La directora del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, Patricia Parrales, dijo que los menores están estables. “Uno recibió el alta el lunes y la otra niña (ingresó el domingo) posiblemente salga hoy (ayer)”.