Quejas en los cantones de Tungurahua

Wilson Pinto
AMBATO.- El suministro de la vacuna para prevenir el contagio de sarampión en niños de entre seis meses y 5 años de edad comenzó ayer en Pelileo, entre reclamos de padres que madrugaron en el hospital cantonal.

"Aquí no atienden rápido", se quejó Lorena Cueva por cuanto a las 09:00 los brigadistas empezaron a aplicar las dosis, lo que consideró muy tarde.

Pelileo fue el cantón de Tungurahua en donde continuó la campaña de inmunización después de Ambato, donde surgió el brote de la enfermedad.

Elizabeth Villamarín fustigó que la vacuna "haya tardado" en llegar a Pelileo, pese a que el sarampión es bastante contagioso. En días pasados hubo un posible contagio en un plantel.

Maritza Cando exigió más información sobre el plan. "No sabemos si es solo en el hospital o si van a trasladarse a las escuelas y a las casas, así como hasta cuándo", se preguntó.

Gustavo Morales, director del hospital, dijo que en máximo una semana las brigadas recorrerán casa por casa y visitarán planteles.