Los casos sospechosos de sarampión ya se tratan en 7 provincias


LA MANÁ-LATACUNGA-VALENCIA-SANTO DOMINGO-PUYO-LOJA.- Casa por casa, Fernanda Suárez y Karina Yánez, del centro de salud de La Maná (Cotopaxi), recorrían ayer el recinto El Moral, en la vía que comunica a este cantón con Quevedo (Los Ríos). Buscaban niños entre 6 meses y 5 años para vacunarlos contra el sarampión. A todos, incluso si ya habían sido inmunizados. Hasta las 10:30 ya habían aplicado la inmunización a siete menores.

Y la misión de ellas continuaba sin descanso, así como la de otras cinco brigadas que estaban en comunidades vecinas. Igual lo hacían otros grupos en el cantón Pangua y en el de Salcedo, en Cotopaxi, y en los cantones fluminenses de Valencia y Quinsaloma.

La alerta por el brote de sarampión (genotipo que está en África y EE.UU.) que empezó en julio en Quisapincha (Tungurahua) y que hasta ayer, según el Ministerio de Salud dejaba 82 casos notificados, 28 de ellos confirmados por laboratorio, ya se instaló en esa zona limítrofe entre Cotopaxi y Los Ríos. También se extendió a Loja, donde hay dos casos sospechoso; y a Pastaza, con tres (dos de ellos miembros de la nacionalidad Huaorani), y a Santo Domingo, donde hay tres.

La realidad que se vive en el límite entre Cotopaxi y Los Ríos contradecía a lo expresado en la mañana por el ministro de Salud, David Chiriboga, quien en Gamatv y en una rueda de prensa que ofreció en Guayaquil, afirmó que el mal estaba controlado, que el cerco epidemiológico en Tungurahua fue exitoso y que una campaña de vacunación nacional que está por iniciarse era para garantizar una certificación de país libre de sarampión.

Pero el cerco se rompió justamente en Quisapincha y llegó a Los Ríos. Una familia de esa parroquia de Ambato había ido la semana pasada a Valencia, por las fiestas. Uno de sus hijos, de 3 años, estuvo con fiebre y salpullido y tuvo contacto con decenas de personas. Entonces los padres llevaron al infante al centro de salud de La Maná, donde los médicos determinaron la sintomatología de sarampión, según el director de Salud de Cotopaxi, José Izurieta.

El funcionario indicó que la madre del chico no permitió que en La Maná le saquen muestras para enviarlas al Izquieta Pérez, pero los profesionales dijeron que se trata de un caso epidemiológicamente comprobado. Sin embargo, acotaron que no tienen datos de la familia y sospechan que esta volvió a Tungurahua.

Y desde el lunes, en La Maná y Valencia se vacuna a todos los menores. Cientos de madres de familia también acudían a los centros de salud para inmunizarlos. Pero en esta zona hay otros dos casos. El lunes pasado autoridades de Los Ríos informaron de un caso en el recinto Maravilla 3, de Valencia, el de una joven down de 24 años.

Ayer, el director de Salud de Cotopaxi informó que en el recinto Calope, límite Cotopaxi-Los Ríos, existe otro niño registrado como caso comprobado positivo con sintomatología de sarampión.

En el caso de Loja, las autoridades de Salud estaban a la espera de los resultados de los análisis. Aunque Alicia Yaguachi, médico tratante, dijo que por la investigación en Olmedo, de donde eran oriundos, podría descartárselos.

Mientras, en Pastaza, el director provincial de Salud, Kléber Gavilánez, señaló que hay tres casos sospechosos. Uno de ellos es un niño de 5 años del sector Llandia en la parroquia Teniente Hugo Ortiz, en el cantón Pastaza; y los otros dos son menores de la nacionalidad Huaorani que habitan en la comunidad selvática Equino, quienes fueron hospitalizados por quemaduras en Puyo, luego llevados al hospital de Ambato y de allí al Policlínico de Chimborazo. Acotó que esperan los resultados de las muestras de sangre.

La Dirección de Salud de Pastaza inicia hoy la inmunización con 212 vacunas en subcentros y centros de salud. Pidió 1.500 más para los cantones Pastaza, Santa Clara, Mera y Arajuno.

En Santo Domingo de los Tsáchilas existen tres posibles contagios de sarampión. Uno de ellos sería un menor que llegó al subcentro Los Rosales con tos seca, fiebre y otros síntomas, por lo que está bajo control médico; los otros dos provinieron de otros subcentros. Kléber Barrezueta, director provincial del Instituto de Higiene, indicó que se esperan resultados de las muestras a los enfermos.

La Dirección Provincial de Salud indicó que pidió al Ministerio de Salud vacunas para una campaña en la zona urbana y rural y en el hospital Gustavo Domínguez, donde llegan pacientes de recintos y parroquias de Cotopaxi y Los Ríos.