Ontot pidió asesoramiento a España sobre los trasplantes

Patricia Villarruel
MADRID.- Argentina, en el 2003, tenía 6 donantes de órganos por cada millón de habitantes. El año pasado alcanzó la cifra de 13. Brasil está en 7. Uruguay ha llegado a sumar 21, cuando la media en Latinoamérica es de 9.

España es el espejo donde se miran estas naciones a la hora de labrar un camino en materia de trasplantes. El país europeo es líder en el mundo desde hace 18 años con 32 a 35 donantes por cada millón de personas. Ecuador, interesado en ser el próximo en aplicar la experiencia, no supera los 2.

Diana Almeida, directora del Organismo Nacional de Trasplante de Órganos y Tejidos (Ontot), trasladó a su par europea la necesidad de contar con apoyo técnico y asesoramiento para la gestión del sistema de donación y el funcionamiento del banco de tejidos y cordón umbilical. En España creen que por vez primera Ecuador "se toma en serio" la posibilidad de establecer un programa de donación de órganos. Son palabras de Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) de España, quien ha visto cómo el país ha desperdiciado la oportunidad de aumentar el número de donantes.

La clave del éxito del denominado "modelo español" se resume en una idea: organización. "Lo importante, aseguró el experto, es contar con personas dedicadas a la donación en todos y cada uno de los hospitales donde existe una unidad de terapia intensiva. La ONT se encarga de entrenarlas, coordinar, dar las guías de lo que tienen que hacer".

Desde el 2005, la entidad ha capacitado a 248 especialistas de América Latina a través del Máster Alianza (España subvenciona el curso pero los gobiernos deben financiar el viaje y la manutención de los profesionales).

Los médicos asistieron, del 1 de febrero al 1 de abril, a un curso similar al que siguen los coordinadores españoles. Aprendieron a diagnosticar la muerte cerebral, a detectar un donante y a hablar con la familia después del fallecimiento.

Se entrenaron en el funcionamiento del sistema de la organización y acompañan a los especialistas ibéricos que se dedican a esta tarea en los centros sanitarios.

El grado de interés difiere de una nación a otra. En siete años solo han asistido seis galenos de Ecuador. Siempre son los menos numerosos. Toda la red de coordinadores argentinos se formó, sin embargo, en España (53 en total); 24 nacieron en Brasil y 36 en Colombia.

Tras la creación de la ONT en 1989, el país europeo pasó de la parte media-baja de los índices de donación en el Viejo Continente, con catorce donantes por millón de habitantes, a unos niveles mantenidos durante los últimos años de 32 a 35.

Se trata del único ejemplo en el mundo con un incremento continuo que alcanza alrededor de un 150% en dos décadas. En lo que va del año, cada día cinco familias han donado órganos; esto se traduce en un promedio de once trasplantes diarios.

El ente actúa como agencia de servicios en apoyo de todo el sistema. Se encarga de distribuir órganos, la organización de los transportes, el manejo de las listas de espera, las estadísticas y la información general y especializada.

"Hay experiencias en naciones de Europa y América Latina que al emprender este camino ven como crecen las donaciones", subrayó Matesanz. Uruguay, Colombia, Argentina, Portugal, Italia o Francia representan una muestra.

Puede pensarse que uno de los secretos reside en la concienciación de la sociedad; pero la idiosincrasia no es un problema. Los inmigrantes donan en España al mismo nivel que los ciudadanos autóctonos (los ingleses, rumanos y ecuatorianos son los más generosos).

Es importante disponer de personal muy preparado en las unidades de vigilancia intensiva que sepa explicar a los parientes la situación y cree la empatía necesaria para que se produzca la donación. De cada cien familias españolas apenas un 19% responde que no ante la demanda. La negativa en Reino Unido, por ejemplo, duplica esa cifra (40%).

Más datos Donación

Los condicionantes

La cantidad de donantes está limitada por el número de muertes cerebrales que depende de la edad de la población (mientras más mayor, más posibilidad existe de morir por estas circunstancias) y de factores como aumento o disminución de accidentes de tráfico.

Algunas cifras
Entre 1991 y 2010, 27.295 familias donaron órganos en España. De ellos, 25.564 (93,6%) han sido donaciones de cadáver, y 1.731 (6,3%) donantes de vivo, que ha permitido salvar la vida de 70.000 personas. Los más numerosos son los renales (903) y los hepáticos (417).

Coyuntura nacional
En marzo pasado entró en vigor en Ecuador la Ley de Donación y Trasplante de Órganos. La normativa establece que los mayores de 18 años al fallecer se convertirán en donantes, a menos que en vida hubieren manifestado lo contrario.