Niños hemofílicos no cuentan con medicinas desde hace un mes

Alexander, de 5 años, tiene hemofilia tipo A (severa), lo que significa que su sangre no coagula por lo que requiere de Factor 8, una medicación que regula esta deficiencia, la que no hay en el hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante.

Hace un mes este medicamento escasea en este centro de salud, según uno de los pacientes que se atiende allí desde hace más de un año.

“Antes de que hubieran las ampollas (Factor 8) había Crioprecipitado, el que es un derivado de la sangre, similar al plasma de la sangre el que sirve para ayudar al menor a coagular, pero este es más lento”, sostiene la madre del menor, quien prefiere no identificarse, pues teme que después no la quieran atender en este centro.

A ella, además, le preocupa que su hijo adquiera una infección a través de la sangre. Actualmente tiene hematomas en el cuerpo y la rodilla y pie de la pierna derecha hinchados.

El presidente de la fundación de hemofílicos de Guayaquil, Fernando Almeida, cuyo hijo de 19 años, también, es hemofílico, señala que el Ministerio de Salud Pública (MSP) jamás se había atrasado en la entrega de estos medicamentos y que se había asignado recursos para estos, pero ante la emergencia sanitaria este monto se lo utilizó y no se compraron las medicinas para hemofílicos.

Almeida sostiene que han hablado con autoridades del MSP y que se prevé que esta semana se adquieran los fármacos.

El oncólogo-hematólogo del hospital de niños Roberto Gilbert, José Suárez, explica que la hemofilia es un defecto de coagulación en donde falta el Factor 8, cuando hay un déficit de este la sangre no se coagula. Esto significa que una herida puede sangrar constantemente y no parar por la falta de este factor que actúa con las plaquetas y detiene el sangrado.

Suárez señala que hay hemofilia leve, moderada y severa. En la leve el paciente no sangra a menos que se golpee. En la moderada se sangra cuando se hace un procedimiento, por ejemplo, en una extracción dentaria puede sangrar hasta que no se le ponga Factor 8, mientras que la hemofilia severa es aquella en la cual el menor tiene hemorragias espontáneas en particular las articulaciones, después en el nivel muscular o el sistema nervioso, en especial cuando el paciente sufre una caída.

Suárez dice que cerca de 100 pacientes en el hospital Roberto Gilbert han presentado problemas debido a la falta del Factor 8. “Nosotros estamos atendiendo a pacientes con hemofilia severa a quienes se les aplica (Factor 8) para pasar a un nivel leve y así evitar los sangrados espontáneos”.

Aunque este Diario intentó consultarle a la directora del hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante, Patricia Parrales, sobre la falta de este fármaco la funcionaria estaba en una reunión de auditoría.