Diplomas, medallas y cuadro de honor para los mejores

Los directores de las escuelas y de los centros de educación básica reemplazarán este 24 de mayo los actos de proclamación de abanderados por la entrega de medallas, diplomas o reconocimientos a los mejores alumnos de 7º de básica.

"Ya no van a llevar el estandarte, pero sí van a estar en el cuadro de honor, de oro, de plata, para que el niño siga incentivándose a ser buen alumno", señala Sandra Altamirano, directora de la escuela fiscal vespertina Tomás Martínez.

Ella opina que estos cambios no desmotivarán a los niños porque se les ha inculcado no a estudiar para ganar "600 dólares, sino para su futuro".

Señala que los jóvenes de 17 o 18 años, que les corresponderá la proclamación y el juramento a la bandera, tendrán una mayor conciencia cívica.

Añade que entre los padres hay opiniones divididas. "Son cambios que hay que llevarlos despacio, sin apresurarnos".

Para el docente y director (e) Vicente Bobadilla, de la escuela fiscal vespertina Emperatriz Naranjo de Medina, al no haber esta designación los padres sienten que no se incentiva a los alumnos. "Les hemos dicho que es una disposición y lo que deben hacer es archivar las libretas de sus hijos".

Roosevelt Barros, de la escuela particular Guayas, señala que la reforma ha desmotivado a los niños, por lo que se deben buscar formas de premiarlos.

María Teresa Tomalá, maestra de la escuela Alberto Perdomo y con 32 años en el magisterio, señala que ahora hay que aprovechar más los momentos de unción cívica para seguir fomentando ese amor a la patria y motivando a los niños.

Daris Peñafiel dice que a sus hijos Víctor y Jean Piere Anastacio, quienes fueron abanderados de la escuela Alberto Perdomo, les ha inculcado que estudien para llegar a ser profesionales. Algunos docentes señalan que no todos los niños tendrán la posibilidad de jurar la bandera en el bachillerato, porque algunos avanzarán, por sus escasos recursos económicos, solo hasta el décimo año.