Infectólogos creen que pacientes sí se verán afectados

Rita, de 34 años; Marcelo, de 35; Édison y su esposa Gardenia, de 26 y 25, respectivamente; Julio, de 25; Narcisa, de 36; Mireya, de 27, son algunos de los pacientes con VIH del Hospital de Infectología que descontinuaron su tratamiento antirretroviral, entre 3 y 8 días, por la falta de medicinas registrada en esta casa de salud entre el 3 de marzo y 11 de abril pasados.

El coordinador del programa de VIH de la Cruz Roja, Segundo Echanique, insiste en que esta no es la primera vez que hay un desabastecimiento de antirretrovirales, pues en el 2009 también lo denunció.

Si bien los pacientes recibieron sus antirretrovirales días después, la entrega es para tres o siete días por eso deben regresar continuamente, con excepción de Marcelo, a quien por vivir en Coca (provincia de Orellana) le dieron para un mes.

Ellos coinciden en que sus médicos les recalcan en que para tener una buena adherencia (responder bien al tratamiento) no deben descontinuarlo.

Este Diario consultó a dos infectólogos y a un médico internista, con especialidad en VIH. Los tres destacan que la interrupción en la toma de los antirretrovirales sí causará problemas en los pacientes.

El ex ministro de Salud, Francisco Andino, señala que el 80% de los pacientes que atiende llega en fase sida, es decir, cuando ha desarrollado una enfermedad oportunista (tuberculosis, toxoplasmosis), pues no se habían hecho la prueba para conocer si tenían el virus.

Sus defensas (células CD4) están por debajo de los 200 cuando lo ideal en estos pacientes es 350.

Es por eso, indica el especialista, que se los incluye dentro del tratamiento antirretroviral y el paciente mejora, las defensas suben y se mantiene.

“De alguna manera cuando dejan de tomarlos ya no hay una fase lenta del virus sino que el crecimiento es rápido y se produce la mutación”, dice.

El exministro de Salud sostiene que hay esquemas que permiten olvidos porque tienen una alta barrera inmunológica (mayor protección), pero también hay los de menor protección como el Efavirenz.

Efavirenz es, precisamente, el medicamento que decenas de pacientes del Hospital de Infectología denunciaron en los últimos dos meses que ha escaseado o no ha habido en el mencionado hospital.

“La combinación con Efavirenz (este medicamento forma parte de un esquema) eso no te permite un solo olvido. Un solo olvido puede causar el fracaso”, explica Andino, lo que, según él, puede crear una resistencia a la terapia. Eso significa que habrá que cambiar de esquema.

Con Andino coincide el infectólogo de la clínica Alcívar y exdirector del Programa Nacional de VIH, Washington Alemán.

El especialista indica que sí va a crear problemas la suspensión del tratamiento. “Lo que no podemos calcular es la severidad, a quién le va causar resistencia y a quién no”.

El médico internista y especialista en VIH, Telmo Fernández, explica que “con otros antirretrovirales la posibilidad de resistencia cuando se interrumpe el medicamento es menor... pero con el Efavirenz es particularmente alta, pone a la persona en un riesgo de que el tratamiento que debía durarle cinco años, dure menos por la generación de resistencia, lo que conllevará a un cambio a otro esquema”.

Señala que los pacientes con VIH de por sí desarrollan resistencia, la diferencia es que ocurre más rápido cuando se es irregular el tratamiento.

Cifras: Tratamiento
6.565
Pacientes reciben antirretrovirales en Ecuador, según el director general de Salud, Juan Moreira. Se espera, para fines de este año, llegar a 9.000.

60.000
Infectados con VIH hay en Ecuador, señala un informe del 2010 del Comité Multisectorial Guayas unida y comprometida frente al VIH/Sida. El 70% de los casos está en Guayas.