Pacientes con VIH reclaman por escasez de antirretrovirales

Alejandro, de 26 años,  es uno de los 3.000 pacientes que  reciben tratamiento antirretroviral para combatir el VIH en el hospital de Infectología José Daniel Rodríguez Maridueña.

Él está preocupado porque si no toma su medicina se sentirá cansado y bajará de peso.

Desde el viernes pasado acude a esta casa de salud y le piden que espere, que la medicina pronto llegará, pero eso no sucede. Alejandro está en tratamiento desde hace tres meses y al no haber Efavirenz, uno de los antirretrovirales de su tratamiento, tampoco le entregan Lamiduvina y Abacavir (ambas hay en stock). “Sin la Efavirenz no me pueden dar las otras”.

La directora, Alicia Espinoza, indicó que la falta de medicinas empezó hace dos semanas, pues no les han llegado.

“No nos está llegando el antirretroviral por falta de abastecimiento de los laboratorios”.

Por eso, en lugar de entregar la medicina por 15 días o un mes, se lo hace por cinco días, para extender el volumen mientras llega la nueva remesa.

En la clínica de VIH del hospital del suburbio Abel Gilbert Pontón la situación no varía.

La directora, Nelly Avilés, señaló que esta clase de medicamentos es importante y no debe interrumpirse. “Los pacientes con sida necesitan tomar estas medicinas para evitar enfermedades oportunistas que los conlleven a la muerte”.

Estas enfermedades aparecen cuando el sistema inmunológico está débil; entre las más comunes están la tuberculosis, neumonía y toxoplasmosis.
Avilés reconoció que hay un desfase de antirretrovirales a nivel nacional, en especial de determinada medicina.

Asimismo, expresó que desde el 2007 el Programa Nacional de VIH les provee de antirretrovirales como de fármacos para combatir las infecciones.

Avilés indicó que ante el desabastecimiento se está entregando medicina para siete días a los pacientes de Guayaquil.

En esta casa de salud no hay Kaletra/Lopi-rito, la que además de prevenir enfermedades oportunistas también es usada en el tratamiento de mujeres embarazadas para evitar que sus bebés se infecten.

Hasta ayer, Avilés insistió llamando a Quito, pero le decían que aún no tenían en stock.

“En este momento no hay, los otros se nos acaban en esta semana; ‘no hay, no hay’, me han contestado, que es falla de los laboratorios porque la Kaletra la estaban trayendo de la India”, expresó Avilés.

En el hospital de Infectología hay 7.000 pacientes infectados con VIH, mientras que en el hospital Abel Gilbert, 2.000. A diario se atiende en promedio a 70 embarazadas con VIH.