Crece la esperanza de vida en Europa pese a la obesidad

Reuters
Londres, Inglaterra.-
La esperanza de vida en Europa continúa creciendo pese a la existencia de una epidemia de obesidad, según un estudio de tendencias de los últimos 40 años.

 El experto en salud David Leon, de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical, dijo que los hallazgos chocaban con las preocupaciones de que la tendencia a una esperanza de vida cada vez mayor en los países ricos podría llegar a su fin por los problemas de salud causados por los índices generalizados de obesidad.

 En el reporte publicado en International Journal of Epidemiology, el experto también sugiere que factores sencillos como cuán rico es un país y cuánto gasta en salud no necesariamente se asocian con la esperanza de vida de la población.

 Pese a gastar más por persona en cuidados sanitarios que cualquier otro país del mundo, la esperanza de vida en Estados Unidos está al mismo nivel que la más baja de los países de Europa Occidental -Portugal para los hombres y Dinamarca para las mujeres- y el índice para las mujeres está aumentando a un ritmo mucho más lento que en Europa Occidental.

 En el 2007, la esperanza de vida en Estados Unidos fue de 78 años, frente a los 80 de Gran Bretaña, señaló Leon.

 "Esta simple observación, una vez más, subraya que el PIB y el gasto sanitario per cápita no son buenos para predecir la salud de la población dentro de los países con elevados ingresos", escribió.

Menos muertes por enfermedad cardiaca

El informe dijo que uno de los contribuyentes más importantes a la tendencia general al alza en la esperanza de vida había sido el declive en las muertes por enfermedad cardíaca.

 Las dolencias cardiovasculares, que pueden llevar a ataques cardíacos, apoplejías y otros riesgos mortales, son la principal causa de muerte en todo el mundo, acabando con la vida de aproximadamente 17,1 millones de personas al año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 El trabajo de Leon dijo que las muertes por dolencias cardíacas en Gran Bretaña habían sido una de las que más rápidamente habían caído en los países de Europa Occidental, "en parte debido a las mejoras en el tratamiento y al menor número de personas que fuman y otros factores de riesgo".

Dentro de Europa, León señaló un agudo contraste en la esperanza de vida entre el este y el oeste, y que los países del antiguo bloque comunista iban a la zaga de sus vecinos occidentales.

En comparación con Gran Bretaña, donde la esperanza de vida era de 77,9 años para los hombres y 82 años para las mujeres en el 2008, los hombres rusos podrían esperar vivir hasta los 61,8 años y las mujeres hasta los 74,2, según datos de la OMS y de la Base de Datos de Mortalidad Humana.