En cuatro años, régimen cuenta con 19 medios de comunicación

QUITO
.- Con voces a favor y en contra, el Gobierno del presidente Rafael Correa, se acerca a los cuatro años de mandato con casi una veintena de medios de comunicación en su poder.

Desde hace 40 años y hasta el 2007 el Estado contaba con un solo medio: la Radio Nacional del Ecuador (AM), pero en enero del 2011 ese escenario cambió. De un medio pasó a 19.

"El Estado se ha convertido en el gran actor de la comunicación. De ser inexistente antes de este Gobierno, a ser el gran protagonista", argumentó César Ricaurte, director ejecutivo de la Fundación Andina para el Observatorio y Estudio de Medios (Fundamedios).

Todos están administrados por instancias estatales.

Enrique Arosemena, gerente de la empresa pública, RTV Ecuador, clasificó ese conglomerado en tres: los medios públicos, los de gobierno y los incautados (antes de los hermanos William y Roberto Isaías, ex accionistas de Filanbanco).

En el primer grupo están Ecuador TV y Radio Pública, en el segundo El Telégrafo, El Ciudadano, el periódico popular PP El Verdadero y la Agencia Pública de Noticias del Ecuador y Suramérica (Andes).

Mientras en el tercer grupo entran TC Televisión, radioemisora TC Radio, Gama TV, CN3 (televisión por cable), Radio Súper K, Multicom, América Visión, Organización Radial, Buscapersonas S.A., Editorial Unimasa que imprime las revistas La Otra, La Onda, La Onda Infantil, Más, El Agro y Samborondón, y otras revistas de agronomía y farándula.

Los incautados debían reprivatizarse y mientras eso ocurre no tocarse la línea editorial, tal como lo prometieron, destacó Ricaurte. Los públicos iban a cumplir funciones de servicio y los oficiales lo suyo, pero ahora se mezcla todo.

Hernán León, consultor privado, acotó que si bien la línea editorial la impone el dueño del medio, en este caso el Estado, se torna imprescindible que se aclare cuáles de los que están en su poder quedarán como medios públicos y cuáles pasarán a manos privadas.

Sobre todo, comentó, los medios incautados están confundidos con el criterio de públicos y por eso, a través de ellos, se impone también el criterio del poder Ejecutivo porque ni siquiera es el Estatal.

Fernando Buchelli, ex presidente del desaparecido Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión (Conartel), criticó esa concentración de medios en manos del Estado porque viola estamentos legales vigentes. "La propia Ley de Radiodifusión establece que un concesionario no puede tener más de una concesión que implica un sistema nacional, es decir una matriz y sus repetidoras en cada provincia del país" y es el Estado el que no respeta.

Para Buchelli, el aglutinamiento de medios en manos estatales es consecuencia de la desaparición inconstitucional del Conartel, una institución que fue creada por ley en el Congreso, pero disuelta por decreto ejecutivo cuando debió hacerse por esa misma vía.

Pero Jorge Glas, entonces presidente del Fondo de Solidaridad, justificó ese accionar con el argumento de fusión que faculta el artículo 17 de la Ley de Modernización del Estado.

Así se creó el Ministerio de Telecomunicaciones que abraza a tres medios públicos. "Eso en mi concepto ha traído como consecuencia una concentración de medios en manos del Estado que la ley (del Conartel) vigente no permite", reiteró Buchelli.

Muestra de ello, dijo, "el propio gobierno se dio cuenta de la ilegalidad y estableció un plazo para traspasar los medios incautados a otros concesionarios, pero ya tienen más de dos años en el intento y nada".

En el país, existen 1.989 medios de comunicación (a diciembre del 2009): 1.400 frecuencias de radio, 405 concesiones de televisión y 184 medios impresos (entre revistas y periódicos). Pero ningún concesionario mantiene un monopolio como el que tiene el Estado, según Ricaurte.

A esa acumulación de medios, Fundamedios suma el hecho de que el Estado se ha transformado en el mayor anunciante de publicidad del país con $ 120 millones de gasto.

Pero César Herrera, consultor de comunicación no comparte el concepto de que el Gobierno está acaparando medios. Los públicos son solo dos: radio y televisión "y con las debilidades del caso están tratando de consolidar y de posicionar la idea de medio público", dijo.

Eso, a su modo de ver, ha generado conflicto y un escenario interesante, pues "la ciudadanía tiene derecho a tener televisión o radios no comerciales".

A su criterio el Gobierno tiene derecho a tener un medio propio, pero debe definirse con claridad cuáles serán, transparentarlos y trasladar a los privados el derecho que les asiste, también, de tener un medio.

Delegados
El directorio de los medios públicos lo conforman funcionarios del Ejecutivo: Fernando Alvarado, delegado del Jefe de Estado, Mario Ortega, representante del Ministro de Telecomunicaciones; y René Ramírez, de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). Todos nombrados por el Presidente de la República.

César Ricaurte
FUNDAMEDIOS
"La información de los medios públicos no revela independencia editorial, de gestión o administrativa".