35.989 estudiantes rinden pruebas SER durante tres días

Siete aulas del colegio fiscal César Borja Lavayen fueron destinadas para la toma de las pruebas a 230 estudiantes de tercer año de las especializaciones químico biológicas (quibio), físico matemáticas (fima), contabilidad e informática.

Vestidos con sus uniformes de parada asistió la mañana de ayer este grupo de estudiantes que participó de la evaluación en las pruebas SER, del Ministerio de Educación.

Para Viviana Quimí, de 18 años, la prueba que le resultó un poco difícil fue la de matemáticas. “Había algunas operaciones que no las habíamos visto”, dijo la joven de quibio.

Siete aulas, ubicadas en el primer y segundo pisos, se destinaron para estas evaluaciones que iniciaron ayer 35.989 alumnos del régimen Costa.

El maestro de matemáticas Luis Vaca indicó que desde hace dos semanas empezó a preparar a sus alumnos con base en la prueba modelo que consta en la página web del Ministerio.

Entre sus observaciones mencionó que estas evaluaciones no deberían ser las mismas para todos los estudiantes sin considerar su especialidad.

Esto, dijo, les provocaría cierta dificultad a los alumnos porque, por ejemplo, las clases de matemáticas los de fima ven seis horas y los de informática dos. En eso coincidió la rectora de la institución Rosa Cadena.

Ella se mostró de acuerdo con estas pruebas SER porque permitirán medir el grado de conocimiento de los alumnos y también los errores que deban ser corregidos por los docentes.

Hoy les corresponde a los estudiantes de cuarto a séptimo de básica en matemáticas, lenguaje y comunicación. Y mañana, séptimo y décimo año.