Hoy en Portada


Costa Rica combate calentamiento global con siembra de árboles

Costa Rica espera evitar que cuatro millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) sean emitidas a la atmósfera durante los próximos 20 años gracias a la siembra de unos 13 millones de árboles en todo el país, un estimado que aumentaría con la suma de otros siete millones de árboles que esperan por ser plantados durante el 2009.

El cultivo de al menos 98 especies, entre nativas y exóticas, forma parte del programa  A que sembrás un árbol, apoyado por varias instituciones estatales y privadas, y que debutó en el 2007 con una meta de cinco millones de árboles. Para el año pasado aumentó a siete millones y en ambas ocasiones se superaron las cifras.

Al 31 de mayo ya teníamos 1,3 millón de árboles sembrados, eso representa casi el 20% de la meta del año. Se inicia en ese mes porque es cuando empieza la temporada de lluvia, explicó a la AP el director de la campaña, Alfonso Barrantes, durante celebraciones locales del día nacional del árbol.

Barrantes destacó que la cantidad sembrada hasta el momento logrará una fijación de CO2 de casi 200.000 toneladas por año, para un total de unos 3,9 millones de toneladas en 20 años. Explicó que incluso si el árbol es cortado luego de ese periodo, otro puede tomar su lugar y seguir la tarea de  capturar el CO2 y liberar oxígeno al ambiente.

Si usamos esa madera para construir una casa, evitamos la liberación de 15 toneladas de gases contaminantes que además impactan en el calentamiento global. S si usamos cemento, usaríamos un 57% más de energía, emitiríamos un 47% de contaminantes en el aire y sobre todo, se provocaría un 350% de contaminación del agua, resaltó.

La mayoría de los árboles (81%) fueron cultivados en proyectos de reforestación y en fincas que participan en el pago de servicios ambientales, mediante el cual los propietarios reciben un incentivo estatal por sembrar y mantener los bosques, por lo que existen mayores procesos de control y supervisión.

Datos del programa indican que casi el 50% de los árboles están en las zonas norteñas del país, en tanto otro 25% en el Caribe.

Costa Rica pasó de contar con un 25% de su territorio con cobertura boscosa en los años 80, a un 50% en estos últimos años, según datos del ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.