Óptimo intento de asegurar origen y calidad del cacao

Por pedido de cuatro empresas chocolateras grandes de Europa, la firma Transmar adelanta un proyecto piloto de trazabilidad en cacao tipo nacional, mediante la compra directa y en cáscara a unos 120 agricultores de varios sectores de Guayas que entregan todas las semanas en el punto de acopio en la estación experimental Boliche del Iniap. 

La firma hasta ahora ha despachado 2.220 quintales en grano seco, comenta Claro Blacio, jefe del proyecto, quien ve expectativas para que los clientes lo sigan apoyando.

“Solo trabajamos con cacao tipo criollo, por su fino sabor y aroma y  llegan de las zonas de Simón Bolívar, Taura, Cone y Roberto Astudillo (Guayas).
Al momento pagamos a $ 9,50 las 100 libras de mazorcas, un valor que cubre el sobrecosto de traerlo en cáscara”, indica.

Para hacer un quintal de cacao en grano se requieren de 10 a 12 quintales en cáscara y lo compran así, conscientes que no todos los  agricultores realizan una  eficiente fermentación; máximo un 15% respeta el protocolo de poscosecha recomendado. Según Blacio, no lo hacen por falta de costumbre, falta de tiempo, porque el cacao es su fuente de dinero  rápido, de tal manera que en máximo dos días de cosechado ya lo venden, cuando el cacao a diferencia de otros productos tiene que pasar un proceso de por lo menos 8 a 9 días.

Además el deterioro genético ya impide que se logre como antes en ese corto tiempo; y así obtener buena calidad y las características que necesita la industria para sus fórmulas.

El proyecto está en proceso de consolidación y miran el  impacto que causará dentro de las huertas; que el cacaotero se sienta conforme con lo que está haciendo y que el tiempo no empleado para fermentar y secarlo lo empleen para rehabilitar su huerta.

“El punto clave es realzar la productividad, porque con 4 o 5 quintales/año no vamos a ir ni para adelante ni para atrás, aun teniendo el mejor comprador del mundo”, advirtió Blacio.

En el punto de acopio también se reciben las mazorcas enfermas y con la cáscara de cacao hacen un compuesto que es aplicado en los cacaotales.

Compradores
La demanda, por lo general, proviene de chocolaterías europeas y de Asia de gran renombre, que pagan mejor para asegurar un cacao de alta calidad y homogéneo para elaborar sus famosas recetas.

Pedido
El mercado de un cacao fino y de aroma garantizado pide miles de contenedores y hasta ahora solo han salido dos de estos desde Ecuador.