Miércoles 17 diciembre | 14:32 Política

Funerales de León Febres-Cordero (1931-2008)

Luego de la misa ofrecida por el Arzobispo de Guayaquil, varios políticos y allegados destacarán la labor del ex mandatario y ex alcalde León Febres-Cordero.

/data/recursos/fotos/leon17JP_228_168.jpg

Familiares, amigos, coidearios, simpatizantes y demás ciudadanos participan esta tarde de la última misa en honor al ex Presidente León Febres-Cordero Ribadeneyra.

El rezo del Santo Rosario precedió a la misa de cuerpo presente que oficia el arzobispo de Guayaquil, monseñor Antonio Arregui, ante el féretro que guarda el cuerpo del ex Jefe de Estado.

Decenas de personas se encuentran en el interior de la Catedral donde se han desplegado más de 200 sillas, aparte de las bancas del recinto religioso.

Seguidores desde diversos puntos de la provincia, como una señora que llegó desde Colimes están dando su saludo y adiós al ex mandatario.

Cientos de personas se encuentran en los exteriores de la Catedral, a lo largo de la calle Chimborazo, abriendo un camino por donde pasará el ferétro en el que Febres-Cordero hará su último recorrido por Guayaquil.

Terminada la misa, el presidente del Partido Social Cristiano, Pascual del Cioppo, exaltó la imagen y trayectoria política del ex Jefe de Estado.

Seguido, el ex vicepresidente del gobierno de Febres-Cordero (1984-1988), Blasco Peñaherrera, relievó la gratitud de los guayaquileños. "Un hombre que hizo historia, un árbol grande de que aquellos con los que no pueden ni rayos ni tempestades", así lo calificó.

El último en tomar la palabra fue el alcalde de Guayaquil y coideario de León, Jaime Nebot, quien aseveró que "León Febres-Cordero jamás será olvidado y por eso jamás morirá... Errores tuvo como todo aquel que se atreve a decidir. Romperlo en mil pedazos como si fuera un espejo y en cada uno de ellos encontrará su entereza", enfatizó.

Señaló que la entrega en el trabajo de León, puede resumirse en una frase: "En la vida uno debe producir más que lo que consume".

Al salir de la iglesia, los Granaderos de Tarqui, más de 300 efectivos policiales y municipales, y los infantes de Marina harán la calle de honor, precedidos por las ofrendas florales.

La banda de la Fuerza Aérea entonará los himnos del Ecuador y de Guayaquil, y 80 balas de salva disparará la aire la guardia presidencial y sobrevolarán los aviones. Todo parte del protocolo al ex Jefe de Estado.

Momentos a cumplirse

Misa de cuerpo presente: 13:00, Catedral Metropolitana de Guayaquil, celebrada por el arzobispo de Guayaquil, Antonio Arregui.
Traslado del féretro: 14:10, acompañado por sus familiares, amigos y ciudadanía en general.
Ruta del féretro: En hombros desde la Catedral, calle Chimborazo hasta la avenida Nueve de Octubre, derecha hacia el Malecón Simón Bolívar hasta la calle Loja.
Cortejo fúnebre: En carroza cruzará el túnel hacia la av. Pedro Menéndez Gilbert, en camino a La Puntilla y a lo largo de la vía a Samborondón hasta El Cortijo.
Hacia el Camposanto: El féretro será llevado en hombros a su morada final en el Cementerio Parque de la Paz (km 13,5 vía a Samborondón).

Los diferentes vehículos que llevarán a los ciudadanos hasta el camposanto Parque de la Paz, solo llegarán hasta el sector de Villa Club, desde donde -a lo largo de la avenida principal, se han colocaron crespos negros.

Desde este lugar avanzarán a pie un kilómetro hasta el lugar donde será enterrado el ex mandatario, el mausoleo de la familia Febres-Cordero-Rosales, previo a una misa campal.

Cuatrocientas cincuenta sillas esperan a los invitados especiales, familiares y amigos en Parque de la Paz.

En la parte central del servicio fúnebre van a estar ubicados los familiares, hacia el lado izquierdo las autoridades, en la parte posterior algunos familiares y en la parte externa los medios de comunicación.

Política

Diseño

© Copyright 2008. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.