Domingo 09 de noviembre del 2008 El País

Cría y engorde de cangrejo azul, nuevo negocio en Rioverde

RIOVERDE, ESMERALDAS | Manuel Toro

http://src.eluniverso.com/2008/11/09/0001/12/files/cria109-09-082500.jpg

RÍOVERDE, Esmeraldas. A través de una tubería se lleva el agua del manglar hasta los sitios de cría y engorde del cangrejo.

En el norte de Esmeraldas se busca la preservación de esta especie propia de la zona.

En el patio de la casa de la familia Bautista Chalar, ubicada en el recinto Vuelta Larga, del cantón Rioverde, en el norte de Esmeraldas, hay dos cerramientos de cemento que a simple vista parecen pozos de captación de agua subterránea.

El ruido de estos pozos es similar al rompimiento de una cáscara de huevo. Es el sonido que producen decenas de cangrejos carapacho azul que se crían en cautiverio.

Estos criaderos domésticos son parte de un proyecto denominado Manejo Comunitario y Uso Sostenible de los Recursos Costeros y el Ecosistema Manglar, que desarrolla el Municipio de este cantón con fondos y asistencia del Programa de Apoyo a la Gestión Descentralizadora de los Recursos Naturales en tres provincias del Ecuador (Proderena), con recursos de la Comunidad Europea y una contraparte del Ministerio de Ambiente.

Natividad Chalar, de 40 años de edad, es la más involucrada en el proyecto. En el patio de su casa tiene dos criaderos de cangrejos. A diario ingresa a ellos sin ningún tipo de precauciones; calza unas sandalias abiertas sin temor a ser atacada por los cangrejos que amenazantes levantan sus tenazas para defenderse del extraño que entra en este espacio en donde ahora se pueden mover.

Con manos firmes, Natividad toma uno de los 300 especímenes que se crían en este lugar, lo lleva hasta una pesa para controlar su evolución y luego lo devuelve al mismo sitio. Esto es parte de su rutina diaria como pionera de la cría y engorde de cangrejos carapacho azul.

La idea de criar y engordar esta especie de cangrejo nació luego de un estudio realizado por el ingeniero Ginio Castro, jefe de la Unidad de Gestión Ambiental del Municipio.

Rioverde es uno de los cantones del norte de Esmeraldas que posee la menor cantidad de manglar, aproximadamente 50 hectáreas, y la captura del cangrejo se la realiza de manera descontrolada, por lo que autoridades locales temen que la especie pueda desaparecer.

Es común encontrar en medio del manglar trampas para cangrejos, que son pequeños cajones de madera con una abertura y comida dentro del cajón.
El cangrejo ingresa a la trampa y ya no puede salir debido a un rústico dispositivo que hace que la puerta se cierre cuando el crustáceo ingresa.

Castro dice que hace un año se inició el proyecto Manejo Comunitario, en el que se establecieron parámetros para su aplicación, siendo uno de ellos la cría y engorde del cangrejo carapacho azul (propio de la zona) dentro de las viviendas, como medio de sustento económico para las familias que habitan en sectores cercanos al manglar y con ello logran mantener y repoblar la especie en estado natural.

Inconvenientes
Los primeros inconvenientes se presentaron inmediatamente después de iniciado este proyecto, hace ocho meses. No se había tomado en cuenta que el cangrejo sufre una muda del carapacho a medida que va creciendo, lo que impedía su reproducción en cautiverio.

Otro de los inconvenientes que aún no ha sido resuelto es que se trata de animales altamente agresivos y tienen la costumbre de matarse entre ellos. Por eso se realiza un control permanente y se los agrupa por tamaño y peso.

Para el primer caso se determinó que los cangrejos que se toman de su hábitat natural para ser llevados a los criaderos para su engorde deben haber pasado la muda y tener el caparazón duro.

 El cangrejo es un crustáceo que está protegido por vedas que se aplican dos veces al año, durante estos periodos se prohíbe su captura y consumo.
Una de las vedas se da durante su periodo de apareamiento y reproducción, mientras que la otra ocurre durante su desarrollo o crecimiento, que es cuando mudan el carapacho por uno más grande.

Durante este periodo de muda el cangrejo, además de sufrir mutaciones, emana oxalato de calcio, una sustancia que le permitirá conformar su nuevo exoesqueleto protector o carapacho. Se ha comprobado que esta sustancia es perjudicial para la salud de los seres humanos, por lo que las autoridades prohíben su consumo durante este proceso.

Por ello, todos los cangrejos que se llevan a los criaderos ya han pasado la etapa de muda y permanecen dentro de los sitios denominados “cochiqueros” por los involucrados en el proyecto, durante un periodo de 30 a 45 días.

Selección
Cuando ingresan a cautiverio se realiza una selección. Las hembras son liberadas al manglar para que continúen la reproducción de la especie y los machos son dejados en el criadero para el engorde.

“Un cangrejo que se desarrolla en su hábitat natural llega a pesar hasta 450 gramos”, explica Ginio Castro.

Los cangrejos que se engordan en los cochiqueros tienen un peso promedio de entre 750 y 850 gramos cada uno.

Aunque al inicio del proyecto la mayoría de los habitantes de las comunidades cercanas a la zona de manglar se mostraron reacios a ser parte del plan, ahora hay moradores de varias comunidades que se están organizando para dedicarse a esta actividad.

Pero al director de la Unidad de Gestión Ambiental del Municipio de Rioverde le preocupa que esta labor se la realice de manera inadecuada y sin asesoramiento técnico.

Castro dice que hay que tener en cuenta que el principal objetivo es evitar la captura indiscriminada de cangrejos de su hábitat natural y para ello es necesario permitirles que pasen su etapa de apareamiento y reproducción antes de ser capturados para el engorde.

Ecoturismo
El alcalde de este cantón, Benjamín Lemos Pacheco, dijo que se busca explotar el ecoturismo, pero aclaró que para lograrlo tienen que concienciar a los habitantes de este cantón de que los recursos naturales pueden traer ingresos económicos sin necesidad de depredarlos.

Plantaciones
Por ello se fomenta otro proyecto que busca ampliar las plantaciones de palma de coco a lo largo de la costa de todo el cantón.

Regularización
Aunque la tecnología ha llegado a los hogares de este cantón, el medio principal de subsistencia de las familias es la pesca, por ello que se busca impulsar este sector y regular la captura de ciertas especies que son atrapadas hasta a 1 milla del límite de la costa, lo que es prohibido por tratarse de una reserva.

El País

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.