Sábado 18 de diciembre del 2004 El Gran Guayaquil

Centenario de Lascano, Avellán y López Lara

Calendario histórico

En el transcurso de este mes la comunidad ecuatoriana tiene la oportunidad de recordar a tres valiosas  figuras científicas e intelectuales que aportaron al desarrollo del país desde los respectivos campos en que actuaron. Se trata de los doctores Alejo Lascano Bahamonde, jipijapense; Enrique Avellán Ferrés y Fernando López Lara, guayaquileños.

El pasado viernes 3 se rememoró el primer centenario del  fallecimiento del científico Lascano, el domingo 11 un siglo del nacimiento del jurisconsulto y escritor Avellán. De igual manera, el viernes  23 conmemoraremos un siglo del natalicio del médico especializado en otorrinolaringología, López Lara.

Científico y maestro
Alejo Lascano Bahamonde nació en Jipijapa, Manabí, el 17 de julio de 1840.
Realizó estudios en el colegio San Vicente del Guayas y en Quito hasta graduarse de bachiller. En París alcanzó la investidura de doctor en medicina y cirugía.
Ejerció su profesión en Quito y se radicó definitivamente en Guayaquil, donde desarrolló una ejemplar labor como profesor, decano y rector de la Universidad.

Perteneció a academias científicas e impulsó la acción comunitaria como senador por Manabí y Esmeraldas. Murió el 3 de diciembre de 1904.

Jurista y escritor
Enrique Avellán Ferrés nació el 11 de diciembre de 1904. Destacó como abogado, autor literario, conferencista y periodista. Estudió  en la Universidad de Guayaquil y en la Central de Quito. Desde su época de colegio cultivó la literatura, especialmente el teatro y la novela.

Desempeñó cargos públicos: jefe de la Sección General del Ministerio de Relaciones Exteriores, secretario procurador de la Universidad Central, presidente del Colegio de Abogados de Quito, director del Registro Oficial, entre otros.

Defensor de salud popular
Fernando López Lara  nació el 23 de diciembre de 1924. Fue doctor en medicina por la Universidad de Guayaquil, se especializó en Alemania, investigó y acumuló conocimientos en otras naciones europeas y americanas. Fue pionero de la otorrinolaringología en el país. Atendió en centros de salud de Guayaquil, Quito y Riobamba. Ejerció la docencia.

A través de los medios de comunicación desplegó una intensa campaña contra el ruido. Con sus artículos publicados en EL UNIVERSO - la mayor parte - y otros periódicos  editó el libro El ruido y la salud, que testimonia su consagración a esa tarea.

Altamente meritoria fue su labor en favor de los niños con problemas de audición, voz y lenguaje. También destacó en el deporte. Murió el 9 de febrero de 1999.

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.