Hábito de hidratación en los escolares

Jueves, 8 de Junio, 2017 - 18h20
8 Jun 2017

El agua es importante para el ser humano, de hecho esta integra las 2/3 partes del peso corporal. La pediatra nutrióloga Cecilia Cedeño menciona que este líquido interviene en funciones fisiológicas como la digestión y la respiración. Según investigaciones recientes, es vital para el cerebro, “hace que funcione correctamente (favorece discurrir mejor)”.

Además, el consumo de las bebidas satisface, por término medio, el 80 % de las exigencias de agua del organismo, en comparación con los alimentos que solo lo hacen en el 20 %. Ella refiere que los especialistas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinan que en la infancia las necesidades son de acuerdo con la edad del niño o niña, de 2 a 8 años se recomienda un consumo mínimo de 1 a 1,5 litros de agua pura al día.

Se sugiere que puede aumentar por diversas situaciones esta medida: temperaturas muy elevadas, ejercicio excesivo, fiebre, vómitos, diarreas, entre otras.

En tanto, Galo Reyes, pediatra-neonatólogo de Aprofe y jefe de la Unidad de Neonatología del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, menciona que en la parte física el escolar es muy activo y está empeñado en perfeccionar sus distintas habilidades motoras, lo que significa llevar al límite sus estructuras anatómicas y fisiológicas. Se habla de niños sanos.

“La correcta hidratación es uno de estos factores que son pilar fundamental para conservar la homeostasis, el equilibrio en el funcionamiento corporal y de la vida misma”, añade el especialista.

Dice que se debe tener una correcta hidratación cuando se es niño, así como en esta región calurosa y en esta situación de la escolaridad.

El agua activa el cerebro para:

- Mantener la eficiencia de los impulsos eléctricos y la química cerebral entre el cerebro y el sistema nervioso.

- Más eficiencia en el almacenamiento y recuperación de datos.

- La hidratación adecuada mejora todas las habilidades académicas.

- Mejora la adaptación y manejo de situaciones estresantes, como rendir exámenes.

- Mejora la concentración.

- Mejora la coordinación mental y física.

Adecuada hidratación de los niños

Etapa escolar entre 6 y 11 años.

Usar ropa adecuada, no ajustada, que sea absorbente del sudor (principalmente algodón).

Salir bien hidratado de casa a la escuela (desayunado).

Llevar agua pura para que puedan satisfacer la sed.

Enseñar a los niños a tomar agua –no jugos azucarados– desde los 6 meses de edad. Por eso se enseña a comer las frutas enteras, en zumo o en papilla, y no en jugos que llevan azúcar.

La sed es la señal perfecta de la necesidad de agua. No prohíbas que tomen agua.

En las escuelas debe haber facilidades para tomar agua potable: surtidores de agua.

Aulas bien ventiladas o con aire acondicionado.

Patios con suficientes áreas bajo sombra para evitar insolación y deshidratación.

Baterías sanitarias suficientes para comodidad de los alumnos.

Los niños deben hidratarse cuando juegan al aire libre, sobre todo, durante días muy calurosos. Pídeles que beban líquido antes de empezar a jugar y llámalos con frecuencia para que descansen y tomen bebidas.

Recuerda que existe una gran variedad de alimentos con alto contenido de agua que contribuyen al consumo total de líquidos, como las frutas, las verduras, las sopas y hasta las paletas de helado.

Platica con tus hijos sobre los beneficios del agua.

En casa predica con el ejemplo, tú también toma agua. (I)

Hábito de hidratación en los escolares
Familia
2017-06-08T18:20:31-05:00
El agua es importante para el ser humano, de hecho esta integra las 2/3 partes del peso corporal.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérese a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo