No más niños infectados

El virus del VIH no ve la edad de su víctima. Desde 1991 que se detectó el primer caso infantil en el Ecuador, el Ministerio de Salud Pública atiende a los niños infectados. Y desde 1998 se empezó a trabajar en la prevención de transmisión materno infantil del VIH.

“Ha habido muchos avances pero todavía se requiere fortalecerlos porque tenemos niños infectados de 10 años y menores de un año también”, dice la pediatra infectóloga Greta Miño, responsable del Servicio de Infectología del hospital del Niño Dr. Francisco de Ycaza Bustamante.

Todo parte desde el control prenatal. “Es que si no se hace la prueba de tamizaje a todas las embarazadas del país, independientemente de dónde se estén manejando, centros de salud, instituciones del ministerio, clínicas o todo lugar que atienda partos y cesáreas, no vamos a poder controlar el VIH en niños por transmisión de madre a hijo”, advirtió.

Lamentablemente, muchas mujeres no tienen este control, solo llegan a parir al hospital y en ese momento se hace la prueba del VIH y por ende, una cesárea de emergencia, que equivale a un parto, poniendo en riesgo al recién nacido, peor aún cuando le dan de lactar. La leche materna de una madre infectada transmite el virus al menor.

Pero esta no es la última forma en que un niño adquiere el virus. Hay un porcentaje de niños abusados sexualmente, menores contagiados por transfusión de sangre y hoy en día, otra gran preocupación, cada vez más adolescentes están iniciando su vida sexual muy tempranamente exponiéndose a esta enfermedad que afecta en la actualidad a casi 16.000 personas en el Ecuador. Esto, con el aumento de consumo de drogas en adolescentes agrava la situación.

Detectar VIH en niños
Miño aclaró que un niño en su primer año de vida puede tener de 6 a 8 infecciones normalmente pero si las sufre recurrentemente y la madre está en situación de riesgo (trabajadoras sexuales o han recibido transfusiones sanguíneas) se debe sospechar de VIH haciendo un análisis retrospectivo de la embarazada.

La experta recalcó que de todas las formas de contagio de VIH la más frecuente es la vía sexual, la mujer siempre está en situación de desventaja y “muchos de los niños infectados que atendemos no son de trabajadoras sexuales sino de amas de casa, mujeres que fueron engañadas por sus esposos y que no pueden exigirles a ellos el uso de condón”. Los pacientes que más fallecen en el país por VIH son el grupo etáreo de 20 a 49 años. (F)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: