Ejercicios y embarazo, combinación para un parto saludable

Una de las etapas más especiales en la vida de la mujer es el embarazo. Durante nueve meses necesitará más cuidados y tratar de tener rutinas saludables para que su pequeño 'huésped' se fortalezca cada día. Dentro de este proceso en ocasiones surge la duda para ciertas mamás, ¿es necesario practicar alguna actividad física?

Para despejar esta incógnita el doctor Francisco Egüez, director del Hospital de la Mujer Alfredo G. Paulson, indica que el ejercicio es beneficioso con o sin embarazo, pero en este último caso, por los cambios que implica para el organismo femenino, hay que tener ciertas precauciones y considerar aspectos como: si la mujer estaba o no acostumbrada a hacer ejercicios antes de la etapa gestante.

“Lo que si se debe tomar en cuenta es que el tipo de ejercicios que se hagan sean aeróbicos y de bajo impacto, es decir, nada de brincar o que represente fuerza excesiva”, detalla el especialista.

El tipo de rutinas recomendables durante el embarazo son caminar, nadar, pilates, yoga y estiramientos, siempre empezando paulatinamente, de menos a más. Estos ejercicios le aportarán una sensación de bienestar y reforzarán su musculatura pélvica.

Como toda regla tiene su excepción, Egüez señala que las madres que presenten un embarazo múltiple, amenaza de parto prematuro, defectos o malas inserciones en la placenta o que tenga sangrados, tienen que guardar mucho reposo, por lo que están prohibidas de hacer algún tipo de actividad física. “Si no hay ninguna contraindicación médica la madre puede hacer ejercicio durante toda su etapa de gestación”, agrega el médico.

Otra de las rutinas recomendadas es la psicoprofilaxis y en el Hospital de la Mujer cuentan con un programa completo, refiere el obstetra Francisco Arbelaez Arreaga.

Comenta que las pacientes reciben charlas y ejercicios dirigidos, como parte de este plan. Ellas conocerán sobre los cambios que se darán en su cuerpo, las etapas que tendrá el bebé, por qué se producen los dolores, qué son las contracciones, entre otros aspectos que favorecerán para que tenga un parto saludable.

“A diario también nos enfrentamos con mitos y tradiciones sobre la etapa prenatal. El hecho de proporcionarles información al respecto ha cambiado la mentalidad de la paciente y de su entorno”, agrega Arbelaez.

Para complementar los beneficios de la psicoprofilaxis, Paulina Jarrín, instructora de Gymboree Ecuador, añade que a parte de las charlas de formación, este método está destinado a la realización de ejercicios que se enfocan con detalle en segmentos corporales especialmente cambiantes en este periodo como: zona lumbar, zona pélvica y torácica para en ellos ganar fortalecimiento, relajación y elasticidad que permitirán asumir con naturalidad el cambio esperado en esta dulce espera.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: