Familias se reunieron en cementerio de Salasaca

Abuelos, padres, hijos, hermanos, nietos, bisnietos e incluso algunos tataranietos de los difuntos enterrados en el cementerio de Salasaca se reunieron el pasado miércoles alrededor de las tumbas.

Ellos llevaron comida, principalmente cuy, conejo, mote, papas, habas, pan, plátanos y naranjas; además de las bebidas chicha de jora, cerveza, vino y gaseosas, para compartir en familia.

Bernardo Chango, rector de la Unidad Educativa Provincia de Chimborazo, aseguró que en el Día de los Difuntos se recuerda a los familiares que dejaron la parte material, el cuerpo en la tierra, y que según las creencias están en el cielo o en alguna parte del universo.

Compartir
Añadió que la comida y bebida se llevan al cementerio de Salasaca para compartir con quienes se adelantaron en el camino al más allá.

Argumentó que al ser una tradición de los pueblos indígenas de casi toda América Latina, es una fecha muy importante y que por esa razón los familiares que se encuentran en otras partes del país e incluso del mundo buscan estar en la parroquia en el Día de los Difuntos.

“Somos parte de los que ya se fueron y seguimos sintiendo que ellos todavía nos cuidan, además entendemos que hicieron mucho esfuerzo y sacrificio para darnos la vida que tenemos y por esa razón hoy (miércoles) compartimos en familia en el cementerio y mañana (hoy) en las casas se reúne para continuar unidos”.

Tradición
Agregó que en Salasaca aún se mantiene esta tradición ancestral y que como educadores trabajan con los estudiantes en el rescate y valorización de la cultura indígena para evitar que se pierda.

El padre Pablo Pilco, párroco de Salasaca, comentó que la tradición viene de los ancestros, que la idea es que ellos dentro de su cosmovisión piensan que los difuntos no se han ido para siempre de este mundo, que están presentes para compartir y disfrutar de la comida y bebida, porque siguen siendo miembros activos de la comunidad.

Sergio Masaquiza y Tránsito Masaquiza aseguraron que al igual que sus padres y abuelos les enseñaron que visitar el cementerio en el Día de los Difuntos con comida y bebida es parte de la tradición ancestral del pueblo, ahora hacen lo mismo con sus hijos y nietos para que no se pierda, sino más bien se fortalezca. (I)

En Santa Elena
Colada gigante

Mil litros
Más de 60 personas participaron ayer en la preparación de mil litros de colada morada en el malecón de La Libertad, en Santa Elena.

Ingredientes
Se utilizaron ciruelas, 130 babacos, 130 piñas, 145 kilos de mora, 150 naranjillas, 75 kilos de mortiño, fresas, clavos de olor, entre otros.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: