‘Alba’, película ecuatoriana llega a las salas nacionales

Ana Cristina Barragán sonríe. Se muestra feliz. Se refiere con orgullo a su primera producción, Alba, una película ecuatoriana que llega a su tierra (Quito), luego de haberse paseado por escenarios internacionales ganando reconocimientos.

Ha logrado trece premios y tiene oportunidad de ser presentada en muchos festivales más. Haber sido reconocida en Europa y también en América ha despertado interés por verla en nuestro país.

“¿Que cuál premio me ha llenado más? La mención de honor del Festival de Cine de San Sebastián (España) y el premio de mejor película en el Festival de Mujeres de Colonia (Alemania)”, dice Ana Cristina.

Ella cree que “la película ya cumplió muchos objetivos en festivales; el siguiente paso es Ecuador”. Dice que después hay posibilidades de que sea exhibida en salas de Alemania, Francia y Perú.

“Me siento emocionada, feliz, muy contenta y agradecida. Con la intriga de cómo va a recibir el Ecuador la película, con ganas de que se llenen las salas, con ganas de que la gente tenga la apertura para ver las emociones...”, manifiesta Barragán.

La trama del filme es sencilla: Alba tiene 11 años. Una tarde, su madre es internada en el hospital y debe mudarse a vivir con Ígor, un padre a quien casi no conoce. Los intentos de Ígor por acercarse a Alba, las niñas del colegio, el primer beso, son estímulos que marcan su entrada a la adolescencia.

La protagonista principal de la película es Macarena Arias, de 15 años, estudiante del Colegio Americano, quien interpreta a Alba. Fue seleccionada entre 600 candidatas. Era la primera vez que Macarena se presentaba en un casting y Alba es su debut como actriz.

No fue problema aprenderse los guiones, porque, además “como Alba es un tanto introvertida y no habla tanto, la situación fue más fácil”. Para intervenir en la película tuvo el apoyo de su padre, Mario Arias, su hermano Mario Alejandro Arias y de las autoridades del colegio, quienes le dieron facilidades para que pudiera asistir a las grabaciones, sin tener dificultades con sus clases.

La joven actriz resalta el apoyo de todo el grupo que conformó la película. Dice que recibió el respaldo de la directora, porque “cuando estaba triste o agotada, Ana Cris me entendía”. Macarena confiesa que su actuación en la película fue dedicada a su madre, María Fernanda Silva (fallecida). (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: