Sistemas de riego: Complementan la actividad agrícola

Los sistemas de riego son un conjunto de estructuras, que permiten determinar qué área puede ser cultivada aplicándole el agua necesaria a las plantas. Consta de varios componentes y estos dependerán de si se trata de riego superficial, por aspersión o por goteo, publica el sitio web Agropinos, plásticos del campo.

El ingeniero Gregory Calderón, explica que los materiales que se usan en este sistema van de acuerdo al diseño de riego de cada cultivo: tuberías de PVC, accesorios de PVC, metálicos, mangueras, llaves hidráulicas válculas de aire y pegamentos.

Los grupos de bombeo están compuestos por motores eléctricos o de diésel. “La bomba siempre es la misma para ambos casos de presión que va de acuerdo a la necesidad de cada diseño de riego”, detalla el especialista.

El desarrollo y planificación de la instalación de un sistema de riego varía de acuerdo al cultivo con algunas elementos que son los más importantes para su buen funcionamiento:

- La fuente de agua

- Plano topográfico (planimétrico y altimétrico)

- Diseño de riego

- Lista de materiales

- Replanteo en el terreno para proceder a hacer zanjado e instalación de tuberías y sus accesorios.

Tipos de sistema de riego de acuerdo al cultivo

Goteo: es un método de riego empleado en las zonas áridas pues permite la utilización óptima de agua y abonos.

Microaspersión: es una variante del riego por aspersión (lanza a presión cortinas de gotas de agua que salen de un emisor) pero con menos alcance -el agua no llega tan lejos- y gotas más pequeñas. Por eso los microaspersores son ideales para el riego de plantas pequeñas como hortalizas.

Subfoliar: es aquel sistema de riego que trata de imitar a la lluvia. Es decir, el agua destinada al riego se hace llegar al las plantas por medio de tuberías y mediante unos pulverizadores, llamados aspersores y gracias a una presión determinada, el agua se eleva para que luego caiga pulverizada o en forma de gotas sobre la superficie que se desea regar.

Riego con aspersores

Los aspersores tienen un alcance superior a 6 metros, por lo que lanzan el agua a esta distancia según tengan más o menos presión y el tipo de boquilla. Los aspersores se pueden dividir en:

Emergentes: se levantan del suelo cuando se abre el riego y cuando finaliza se retraen.

Móviles: se acoplan al extremo de una manguera y se van moviendo de un lugar a otro.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: