Gobierno mexicano dijo que no detendrá búsqueda
Copiar enlace
Miles de personas que se quedaron sin hogar por el terremoto más mortífero de México en tres décadas se refugiaban en tiendas de campaña, albergues e incluso en calles con sus camas y cunas, clamando por ayuda mientras la cifra de muertos se acercaba a los 300.
Copiar enlace

Páginas