El procurador entregó un cheque por 50.000 dólares que había sido el monto fijado por la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Copiar enlace

Páginas