Caricatura

16 de Enero, 2017
15 de Enero, 2017
14 de Enero, 2017
13 de Enero, 2017
12 de Enero, 2017

Columnistas

Un alimento sintético es un producto elaborado artificialmente. Requieren, en algunos casos, tratamiento térmico, pudiendo producir cambios organolépticos, nutricionales y... Leer más

La frase titular sale de Saber lo que es olvido, última novela de Carlos Arcos Cabrera, un autor del que no diré que es el mejor del país porque la carga de subjetividad que... Leer más

El Gobierno ha mostrado una ineptitud rampante en muchos ámbitos; la seguridad social y el servicio de salud pública, por ejemplo, son una buena muestra de lo mal que puede... Leer más

Las cortinas de humo son muy útiles en las batallas. Su uso está respaldado por una experiencia milenaria. Seguramente eso es lo que consideraron en el cuarto de guerra de... Leer más

Hace diez años un hombre revolucionó nuestras vidas. Era Steve Jobs.

El 9 de enero de 2007, Jobs presentaba a su público y al planeta entero el primer iPhone. Fue sin... Leer más


Asambleístas

La Constitución es clara al fijar los deberes y atribuciones de la Asamblea Nacional, entre los cuales los más importantes son: “Expedir, codificar, reformar y derogar las leyes, e interpretarlas con carácter generalmente obligatorio” y “Fiscalizar los actos de las funciones Ejecutiva, Electoral y de Transparencia y Control Social...”.

Si es así, hay que pensar en las características que deben tener las personas que desempeñarán esas tareas que son de vital importancia para la vida democrática del país. No se trata solamente de condiciones naturales, sino que requieren conocimientos y formación específica.

Sin embargo, al terminar la inscripción de las listas de candidatos entre los cuales debemos elegir, nos queda la preocupación de que muchos de ellos no tienen los requisitos para desempeñar la tarea que vamos a encomendarles.

Todavía tenemos tiempo para reflexionar. Cuando se quiere contratar a alguien para un determinado quehacer, lo primero que hacemos es averiguar su preparación y los antecedentes que nos darían una idea de si es apto o no. Pero cuando se trata de las tareas más importantes para la vida política del país, parece que nos conformamos con que sean populares, conocidos, simpáticos. No se trata de que sean más o menos que los demás ciudadanos, simplemente, que sean adecuados para el rol que desempeñarán, solo eso. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: