Caricatura

1 de Marzo, 2017
28 de Febrero, 2017
28 de Febrero, 2017
26 de Febrero, 2017
26 de Febrero, 2017

Columnistas

El poder desgasta no solo al que no lo tiene, como dicen los que lo controlan circunstancialmente sino a estos también. Diez años es mucho tiempo para un momento de la historia... Leer más

Al momento de escribir esta columna han transcurrido pocas horas desde que el CNE anunció oficialmente que habrá segunda vuelta. Sin embargo, la columna de hoy será diferente... Leer más

A causa del feriado de carnaval, los columnistas enviamos nuestros artículos con varios días de anticipación. Será Miércoles de Ceniza cuando este salga publicado.

Y lo... Leer más

El fraude tiene padres y padrastros, diseñadores, ejecutores, subalternos acomodaticios; todo fraude es una maliciosa y malévola acción de quienes intentan retorcer argumentos... Leer más

Hoy, Miércoles de Ceniza, los católicos comenzamos a vivir el tiempo litúrgico denominado Cuaresma, en el cual nuestra Iglesia nos invita, de manera particular, a llevar una... Leer más


Asambleístas

La Constitución es clara al fijar los deberes y atribuciones de la Asamblea Nacional, entre los cuales los más importantes son: “Expedir, codificar, reformar y derogar las leyes, e interpretarlas con carácter generalmente obligatorio” y “Fiscalizar los actos de las funciones Ejecutiva, Electoral y de Transparencia y Control Social...”.

Si es así, hay que pensar en las características que deben tener las personas que desempeñarán esas tareas que son de vital importancia para la vida democrática del país. No se trata solamente de condiciones naturales, sino que requieren conocimientos y formación específica.

Sin embargo, al terminar la inscripción de las listas de candidatos entre los cuales debemos elegir, nos queda la preocupación de que muchos de ellos no tienen los requisitos para desempeñar la tarea que vamos a encomendarles.

Todavía tenemos tiempo para reflexionar. Cuando se quiere contratar a alguien para un determinado quehacer, lo primero que hacemos es averiguar su preparación y los antecedentes que nos darían una idea de si es apto o no. Pero cuando se trata de las tareas más importantes para la vida política del país, parece que nos conformamos con que sean populares, conocidos, simpáticos. No se trata de que sean más o menos que los demás ciudadanos, simplemente, que sean adecuados para el rol que desempeñarán, solo eso. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: