Caricatura

5 de Diciembre, 2016
4 de Diciembre, 2016
3 de Diciembre, 2016
2 de Diciembre, 2016
1 de Diciembre, 2016

Columnistas

En fiestas de Quito o en lo que queda de ellas. Son casi diez años de este proceso de demolición de los festejos fundacionales, porque al castrismo equinoccial nunca le gustó... Leer más

“Con la lotería se puede hacer de todo… puedes realmente hacer lo que mejor te convenga.” Así decía el exfutbolista Lupo Quiñónez en la ya clásica publicidad de Lotería... Leer más

Sin más compañía que un café, de esos que solo los “ticos” pueden preparar, cuyo olor podría levantar a un muerto y hacer sonreír hasta a quien cree haberlo perdido todo, me... Leer más

Es imposible que la muerte de una persona como Fidel Castro pueda ser recibida con frialdad. No hay términos medios frente a quien encabezó un proceso que marcó un antes y un... Leer más

Dicen que no hay muerto malo, pero sí hay muerto tonto. Tonto útil. Este término se lo utilizó para describir a los simpatizantes de la URSS en los países occidentales y la... Leer más


Vida, libertad, responsabilidad

Se ha celebrado en Quito la III Cumbre de Hábitat. El hábitat sirve a la vida. Servidores de la muerte han utilizado también esta importante celebración para alejarla, en parte, del servicio a la vida. Un round más de la prolongada lucha entre la vida y la muerte.

Vida humana es radicalmente conocer, escoger, amar, crear, en medio de condicionamientos materiales. El mayor bien es dar la vida; el mayor mal es quitarla.

Los hechos históricamente conocidos nos dicen que vida y libertad responsable se cultivan o se destruyen juntas y que la ciencia puede servir a la vida y a la muerte. Algunas concreciones:

1) Guerras. a) La Segunda Guerra Mundial, en la que se arrancó la vida a 2’800.000 alemanes, 8,7 millones de soviéticos, 1’500.000 europeos varios, 6 millones de judíos, 400.000 estadounidenses. ¿Se hubiera podido evitar esta guerra? Rudolf Hess buscaba un acuerdo. ¡Lo creía posible!

¿Quiénes ganaron? ¡Ninguno! ¡La humanidad perdió! Si los recursos utilizados para matar hubieran sido empleados para servir la vida, todos gozaríamos de un nivel superior de vida. ¿Por qué no se evitó? Porque algunos piensan que para ellos vivir mejor, otros deben morir. b) Guerras actuales: Siria, Nigeria, Libia, Sudán, Irak. En los siglos XX y XXI no hay una década limpia de guerras de variado tipo y de pretextos múltiples. La lista es larga; no cabe en estas líneas.

2) Aborto. Según datos de Arciprensa, generalmente bien informada, cada año hay 42 millones de abortos. La campaña mundial usa los fondos de los ciudadanos del mundo para difundir campañas antivida en todo evento nacional e internacional, como la III Cumbre de Hábitat. Según la ideología abortista, la mujer, como dueña, tiene derecho de arrancar del cuerpo el niño que se forma en su seno. El niño no nacido no es un tumor, es un yo indefenso, como indefensos son los habitantes de Siria, sobre los que se lanzan bombas mortíferas.

3) La ideología de género se esfuerza en confundir sexo con género e intenta hacer tragar, como una rueda de molino, la afirmación de que la diferencia física entre hembra y varón es solo producto cultural. Quienes afirman que esta ideología es aberrante son despreciados en medios de comunicación. Son perseguidos, como los “herejes” modernos; su nombre es arrojado, a falta de fuego, a la irrisión. A diferencia de la mayoría de legisladores europeos, algunos legisladores ecuatorianos y latinoamericanos ya han tragado esa rueda de molino.

4) Parejas gais, que exigen el nombre de familia y adoptar a niños que, de acuerdo con psicólogos, sirven afectivamente a la pareja, sin que esta pueda educarlos integralmente.

5) Elementos comunes a estas acciones de muerte: -se ataca a los indefensos, -egoísmo reconcentrado, -justificar la muere con defensa de valores. Se pretende introducir el aborto, ocultándolo en “Servicios de salud sexual y reproductiva” es el actual ‘caballo de Troya’ “La tierra está superpoblada”.

Expertos científicos agricultores afirman que se están desperdiciando los 2/3 de la producción de alimentos. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: