Caricatura

17 de Enero, 2017
16 de Enero, 2017
15 de Enero, 2017
14 de Enero, 2017
13 de Enero, 2017

Columnistas

Verónica Coello Moreira

Hace pocos días conversaba con adolescentes de 16 y 17 años, les mencionaba que ya pueden votar, aunque no es obligatorio aún.... Leer más

En el periodo legislativo 2009-2013 la Asamblea Legislativa aprobó 64 leyes. De este total, el 44 por ciento correspondió a leyes orgánicas. En el actual periodo legislativo (... Leer más

El balance de la economía ecuatoriana al término del 2016 ha sido decepcionante. Las cifras oficiales registraron una caída del PIB de 1,7%, frente al 2015. A nivel trimestral... Leer más

Hace muchos años, 30 para ser exactos, durante un desayuno de domingo, yo leí en voz alta una noticia del periódico, una buena noticia que informaba que el país había recibido... Leer más

El gobierno de la revolución ciudadana ha dejado para el último momento de su largo mandato la redistribución de las frecuencias de radio y televisión a través de un concurso... Leer más


‘Ni una menos’

Ayer, en Buenos Aires, miles de mujeres participaron en un paro de protesta contra la violencia de género y para visibilizar la desigualdad. Tomaron esta decisión después de la violación y posterior asesinato de una joven de 16 años. Las consignas eran #VivasNosQueremos y #NiUnaMenos. El paro duró una hora y las participantes eran, principalmente, parte del personal de empresas privadas y públicas. Con esto querían, además, demostrar la importancia de las mujeres en la vida productiva de la nación.

La violencia contra la mujer no se produce solo en ese país, es un mal universal y por eso la lucha para eliminarla también debe serlo. Cuando una mujer es víctima de violencia por ser mujer, ese hecho ofende y denigra a la humanidad, porque es manifestación de control y poder sobre la dignidad, la libertad, la sexualidad de las mujeres.

En Ecuador, según datos oficiales del 2014, el 54% de las muertes violentas de mujeres fue por femicidio.

Las argentinas han dado un ejemplo y merecen la solidaridad de hombres y mujeres, y la mejor manera de manifestarla es educando para erradicar el machismo y aplicando la justicia para que los agresores no queden en la impunidad. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: