Caricatura

20 de Febrero, 2017
19 de Febrero, 2017
17 de Febrero, 2017
16 de Febrero, 2017
16 de Febrero, 2017

Columnistas

Los efectos secundarios son trastornos no deseados causados por un medicamento, que se encuentran en su literatura o posología. Se los denomina efectos esperados, la mayoría... Leer más

Hay quienes sostienen que es más fácil predecir el futuro lejano que lo que puede ocurrir en un par de días. Eso es lo que sucede en el momento de escribir esta columna, cuando... Leer más

“Su eminencia” era el tratamiento que se daba a los prelados de la Iglesia católica. Se los llamaba así porque se suponía que descollaban por sus méritos. En la Iglesia... Leer más

Ante tales abusos, sus evidencias y consecuencias, ¿qué hará el próximo gobierno?

¿Se atreverá el nuevo gobernante a convocar a una consulta popular para las reformas en... Leer más

Lenin habla de amor y humor, pero en su campaña prefirió difundir odio y división. Lo del humor es más bien su negocio, uno muy rentable.

Estos últimos días de campaña... Leer más


‘Ni una menos’

Ayer, en Buenos Aires, miles de mujeres participaron en un paro de protesta contra la violencia de género y para visibilizar la desigualdad. Tomaron esta decisión después de la violación y posterior asesinato de una joven de 16 años. Las consignas eran #VivasNosQueremos y #NiUnaMenos. El paro duró una hora y las participantes eran, principalmente, parte del personal de empresas privadas y públicas. Con esto querían, además, demostrar la importancia de las mujeres en la vida productiva de la nación.

La violencia contra la mujer no se produce solo en ese país, es un mal universal y por eso la lucha para eliminarla también debe serlo. Cuando una mujer es víctima de violencia por ser mujer, ese hecho ofende y denigra a la humanidad, porque es manifestación de control y poder sobre la dignidad, la libertad, la sexualidad de las mujeres.

En Ecuador, según datos oficiales del 2014, el 54% de las muertes violentas de mujeres fue por femicidio.

Las argentinas han dado un ejemplo y merecen la solidaridad de hombres y mujeres, y la mejor manera de manifestarla es educando para erradicar el machismo y aplicando la justicia para que los agresores no queden en la impunidad. (O)

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: