15 años de dolarización

Viernes, 7 de Noviembre, 2014 - 00h00
7 Nov 2014

El nuevo reto para quienes somos partidarios de las sociedades libres es combatir muros intangibles. Uno de estos muros son los controles cambiarios. Los argentinos los conocen como el “cepo” y para implementarlo su gobierno hasta utiliza perros bien entrenados para detectar dólares en sus aeropuertos. A los venezolanos cada vez se les dificulta más viajar debido a que el gobierno de su país sostiene una deuda millonaria con las aerolíneas internacionales y a estas no les ha quedado otra opción que restringir su oferta. Por ejemplo, en julio de este año un boleto aéreo entre Maiquetía y Miami se vendió en $ 3.375, mientras que un boleto de la misma aerolínea en un vuelo de distancia similar entre Bogotá y Miami se vendió en la misma fecha en $ 700. En la Venezuela Bolivariana viajar, así como muchas otras cosas más básicas como el papel higiénico y las medicinas se han vuelto lujos reservados para una élite de la población.

Son sociedades en las que gobiernos saquean –vía la desagradable dupla devaluación/inflación– el bolsillo de los ciudadanos y donde los de ingresos más bajos son precisamente los más vulnerables. Allí impera una especie de apartheid o muro invisible entre los que pueden escapar del saqueo obteniendo moneda en el mercado negro y aquellos que no.

Para celebrar la caída de nuestro “muro cambiario” es que el Instituto Ecuatoriano de Economía Política ha organizado eventos en Quito y Guayaquil durante la semana en que se conmemora la caída del muro de Berlín. Sucede que la libertad individual está estrechamente ligada al respeto por la propiedad privada, empezando por el hecho de poder ganar, pagar y ahorrar en la moneda que cada ciudadano considere más confiable.

Nótese que deliberadamente omito mencionar al dólar para hacer énfasis en la cuestión realmente importante: que los ciudadanos deberían tener la libertad para elegir la moneda que más confianza les inspire, que no deberían ser clientes cautivos de un monopolio de emisión de moneda. A muchos les podrá parecer disparatada la libre competencia entre monedas (incluso entre aquellas emitidas por entidades privadas), pero ese fue el sistema que existió en gran parte del mundo antes de la era de los bancos centrales, siendo la gran mayoría de ellos creados apenas hace un siglo. Para contarnos de esta larga historia de sistemas alternativos a los monopolios estatales de emisión de moneda asistirá a los eventos del IEEP uno de los más distinguidos académicos en esta área, Lawrence H. White, de George Mason University. White considera que esta historia, así como también los casos actuales de Hong Kong o el norte de Irlanda aportan valiosas guías acerca de cómo mejorar la dolarización en Ecuador.

Muchos economistas que consideran que la dolarización fue el “peor error” en la historia económica del Ecuador sienten nostalgia por la habilidad que tuvo el Banco Central del Ecuador (BCE) de conducir la política monetaria. Varias provisiones del nuevo Código Orgánico Monetario y Financiero indican eso. Los nostálgicos nos hablan de un mundo fantástico donde unos expertos con buenas intenciones pueden “estimular la economía”, direccionar mejor el crédito que las instituciones privadas y protegerla de los bajos en el ciclo económico. Disfrazadas en lenguaje técnico, todas estas propuestas lo que buscan es quitarles a los ciudadanos la soberanía sobre su bolsillo.

15 años de dolarización
El nuevo reto para quienes somos partidarios de las sociedades libres es combatir muros intangibles.
2014-11-11T16:54:58-05:00
El Universo

Te recomendamos