La lucha en Irak deja 2.000 agentes como víctimas

Casi 2.000 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes murieron durante el mes de noviembre, según un anuncio hecho ayer por la ONU.

El reporte de Naciones Unidas precisó que en todo el país fueron abatidos 1.959 miembros de las fuerzas iraquíes, y que al menos otros 450 resultaron heridos.

El Gobierno iraquí lanzó en octubre pasado una gran ofensiva para arrebatar Mosul al grupo Estado Islámico (EI).

Estas cifras incluyen las fuerzas de policía en combate, los soldados kurdos peshmergas, las fuerzas del Ministerio del Interior y las milicias paramilitares progubernamentales, precisó la ONU.

Según su recuento, 926 civiles también murieron en noviembre, elevando a 2.885 el número total de iraquíes muertos en atentados, actos violentos y conflictos armados el mes pasado, añade la organización, precisando que estas cifras deben ser consideradas como “un mínimo”.

“El número de víctimas es impactante y entre ellas hay una proporción significativa de civiles”, afirmó el enviado especial de la ONU en Irak, Jan Kubis, en el momento en que la batalla de Mosul, lanzada el pasado 17 de octubre, entra en su séptima semana.

“Dáesh (acrónimo árabe del EI) ha recurrido a las prácticas más perversas, disparando desde viviendas y secuestrando o desplazando a civiles de los que se sirve como escudos humanos”, señaló el enviado especial de la ONU. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: