Hubo seis normativas para calificar planes de medios

En los últimos tres años, el Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom) modificó por seis ocasiones el reglamento para evaluar y calificar los proyectos comunicacionales en el marco del concurso público de asignación de 1.486 frecuencias que realiza la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel).

Por disposición de la Ley de Comunicación, el Consejo debe emitir el informe vinculante para la adjudicación de la concesión, luego de que la Arcotel revise los planes técnicos.

Los primeros cinco reglamentos los firmó el expresidente del Consejo, Patricio Barriga, ahora secretario de Comunicación del Gobierno.

El primero, del 24 de septiembre de 2013, calificaba el porcentaje de producción nacional, local y comunitaria; daba cinco puntos por cada canal de origen nacional, otros siete a los de origen nacional y cobertura local; y cinco por cada canal de origen local.

Diez puntos por programas formativos; cuatro por contenidos informativos; 15 por participación ciudadana... En total sumaban 116 puntos.

El siguiente se aprobó el 24 de noviembre de 2013, y exigía hasta 425 puntos, pues se calificaban criterios de impacto social, inclusión y contenidos de la programación.

En otro texto, expedido el 11 de febrero de 2014, se modificó el objeto y ámbito.

El 6 de octubre de 2015 se expidió un nuevo texto que definía el proyecto comunicacional, los programas, los microprogramas, las cápsulas, la radio temática, musical, el impacto social, los enfoques de género... Aquí el puntaje que se debía alcanzar era de 50.

En junio del 2015, otro reglamento puntuaba el impacto social, los derechos para las personas con discapacidad, y los objetivos, que sumaban hasta 15 puntos. Cada proyecto debía cumplir hasta un 50%.

La última normativa se emitió el 24 de marzo de 2016, y la suscribió Patricio Zambrano, que reemplazó a Barriga en el cargo, y con este se calificaba sobre 100 puntos el proyecto de los concursantes. El mínimo a alcanzar era 70.

Este concurso se da en medio de denuncias de presuntos hechos de corrupción, en el que un exconsejero del Cordicom, Marcos P., había solicitado pagos de hasta $ 200.000 por una frecuencia, para presuntamente apoyar la campaña electoral del oficialismo.

La denuncia la había hecho el cantante de música popular y exasambleísta Gerardo Morán, quien había pagado $ 65.000 por una frecuencia a Marcos P. a través de un gerente de una cadena televisiva manabita, Tulio M., según consta en su versión dada a la Fiscalía.

Este Diario solicitó una entrevista con la presidenta del Cordicom, Tamara Merizalde, para conocer detalles del concurso, pero no respondió. (I)

Equipo
Detalles

Funcionarios
Son cinco los funcionarios del Cordicom que se encargarán de calificar de los proyectos para que los vocales emitan su dictamen.

Especialistas
Ellos son Fernando Venegas, director del departamento de Evaluación de Proyectos; y los especialistas Amayandi Chela, Gustavo Guerra, Verónica Restrepo y David Salas.

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: