La devoción por la Virgen del Quinche se extiende por España

La romería que los feligreses realizan por estas fechas hacia el santuario de la Virgen del Quinche en Ecuador también tiene su réplica en España. Desde 2004, peregrinos ecuatorianos afincados en todo el país europeo reviven esta tradición en Torreciudad (Huesca). La caminata de un kilómetro que acompañó a la imagen de la Virgen se realizó la mañana del sábado entre cánticos y una lluvia de pétalos de flores. De dar la bienvenida a los cerca de tres mil fieles se encargó el nuevo rector del santuario, Pedro Díez-Antoñanzas: “Habéis venido a ver a vuestra Madre para pedirle tantas cosas, y ella espera que se las pidamos. Especialmente aquellas que nos resultan muy difíciles y que nos damos cuenta que deben cambiar en nuestro corazón: el no perdonar, el mal genio, el egoísmo, la pereza…”. Tras la liturgia, varios sacerdotes quisieron mantener la costumbre de bendecir las imágenes de la Virgen así como los vehículos de los peregrinos.

También es una tradición de la Agrupación católica Virgen del Quinche rendir homenaje a la considerada Patrona de los ecuatorianos en el madrileño barrio de la Ventilla. Centenares de inmigrantes asistieron ayer a una procesión y, después, a una misa en la Parroquia de San Franciso Javier y San Luis Gonzaga. La estampa lleva repitiéndose los últimos diecisiete años desde que la talla llegara a la iglesia tras un viaje del sacerdote Miguel Ángel Sánchez a Ecuador. Los inmigrantes la bautizaron como La Virgen de los Sin Papeles. Era la época del boom migratorio, de la lucha por conseguir un permiso de residencia, de reagrupar a los familiares, de trabajos precarios con salarios en pagados en negro…

El fervor de los centenares de ecuatorianos y su empeño por mantener celebraciones como esta que van perdiendo peso en España cosechó encendidos elogios en la liturgia del Padre Severino López. El sacerdote destacó la integración de “nuevas culturas que con su folclore, danzas coloridas y devoción comparten su fe y sus tradiciones con el país que los ha acogido, donde han hecho su vida y su familia, pero así mismo donde continúan celebrando las festividades devocionales propias de su identidad cultural”. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: