Sergio Gómez usa la bicicleta en Guayaquil en su lucha antidiabetes

Hace cinco años, cuando a Sergio Gómez Martínez le diagnosticaron diabetes, él vio en la actividad deportiva un camino para declarar la lucha a esta patología. Tenía un sobrepeso de 290 libras y un nivel de glucosa (azúcar) de 280 mg/dl, por lo que cambiar de estilo de vida se convirtió en una prioridad.

Un primer informe mundial de esta enfermedad, cuyo día se recordó ayer, revela que en 2014 hubo 422 millones de adultos que padecían de dicho mal. Para el 2040, la cifra estimada es de 642 millones de personas con la patología.

Hace un lustro, con 50 años de edad y luego de haber cumplido tres décadas como ejecutivo de ventas de una empresa farmacéutica y una como voluntario del Cuerpo de Bomberos, Sergio se inclinó por el cicloturismo de larga distancia.

Actualmente, a bordo de su bicicleta, el hombre de 55 años busca cumplir un recorrido de 2.400 kilómetros. La ruta empezó en octubre desde Huaquillas hacia Guayaquil, y desde el Puerto Principal hasta la frontera norte, un circuito que prevé culminar el próximo mes.

“Decidí revertir mi enfermedad con el ejercicio”, resaltó el domingo, mientras cruzaba el segundo puente de la vía Perimetral, para dirigirse a la provincia de Santa Elena.

A su paso por el sector, el ciclista llamó la atención de conductores, peatones y de los vendedores de cangrejos, quienes lo alentaron con aplausos.

Portando casco y guantes, Sergio llevaba cuatro canecas medianas en la parte frontal y posterior de la bicicleta.

Ahí guarda ropa, sus medicinas, carpa, herramientas, agua y demás cosas útiles para su aventura sobre ruedas.

“Son los preparativos para el viaje a Latinoamérica en bicicleta. Arrancamos el 15 de enero (de 2017)”, dijo el deportista. Agregó que esa ruta abarcará desiertos como el de Nazca (Perú), El Salar de Uyuni (Bolivia), el Cabo de Hornos (Chile), entre otros sitios de la región.

Sergio comentó que esta afición, que ya tenía cuando era joven pero que abandonó por cuestiones de trabajo, entre otras causas, le ha dado buenos resultados. Ahora pesa 204 libras y su glucosa se mantiene entre 80 y 90 mg/dl.

Por eso su mensaje a los pacientes diabéticos es “que no se queden, que pueden vivir muchos años más cambiando la alimentación, haciendo una buena actividad deportiva; y sí, es posible ganar en salud”.

Sergio refirió que durante sus travesías él está en contacto telefónico con su esposa, Rosa Villacís, y sus hijos Karen y Haned, de 30 y 17 años.

En tanto, ayer como parte de las actividades por el Día de la lucha contra la diabetes, en el Malecón Simón Bolívar brigadas médicas municipales hicieron gratuitamente pruebas de glicemia y toma de presión arterial a más de 200 personas.

Ana Díaz, enfermera, contó que algunas personas registraron valores de glicemia por sobre los 500 mg/dl.

A la comunidad
El hospital Luis Vernaza realizó en la plazoleta la medición de la glucosa a usuarios. Además se dio una charla sobre qué es la diabetes, la aplicación de la insulina y la dieta del paciente diabético. En la casa abierta, María Vanegas Moreno, jefa del servicio de Endocrinología, insistió en la prevención desde pequeños de buenos hábitos alimenticios y ejercicio físico. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: