Australianos fueron los primeros en el mundo en disfrutar de la superluna

Miles de personas aclamaron en la noche del lunes en Australia la aparición de la superluna, un espectáculo mundial inédito desde hace casi 70 años, en el que el satélite se ve más grande y brillante.

Gritos de alegría y aplausos estallaron en una pequeña playa situada al este de Sídney, donde se habían congregado miles de personas, cuando la Luna se hizo ver brevemente entre dos espesas nubes grises.

El fenómeno de la superluna se origina con la concomitancia de dos fenómenos astronómicos -la fase de Luna llena coincide casi con el momento en el que el astro, cuya órbita es elíptica, estará lo más cerca posible de la Tierra-, dando la sensación de ser más grande y brillante.

"Es estupendo", dijo a la AFP Aidan Millar-Powell en medio de un ambiente de fiesta. "La gente quiere ver esto porque sucede una vez cada 100 años. No quieren morir sin poder decir 'vi la superluna'", agregó.

Lea también: ¿A qué hora se podrá ver la superluna?

Más de 18.000 personas habían anunciado que iban a estar en la playa en la página de Facebook especial creada por el autor Gavin McCormack.

A lo largo del día, a medida que vaya oscureciendo, los habitantes de todas las regiones del mundo podrán observar este fenómeno, cuyo último precedente remontaba a 1948.

En Hong Kong, centenares de personas se congregaron en la costa para ver surgir la Luna detrás de los rascacielos de la ciudad.

"Una superluna puede ser hasta un 14% más grande y un 30% más luminosa que una Luna llena en su apogeo", es decir el punto de su órbita más separado de la Tierra, según la Nasa.

La Luna alcanzará su perigeo, el punto más próximo a la Tierra, a las 11:22 GMT (06:22 de Ecuador) y estará llena a las 13:52 GMT (08:52 de Ecuador). Al anochecer se verá desde todo el mundo. EN Ecuador estará en su mejor momento a las 19:00.

Imagen desde el cielo de Palestina.

"Nunca vi una Luna tan grande", dijo a la AFP Lee Pak-kan. "La luna es bastante anaranjada, es algo especial", agregó este habitante de Hong Kong.

En Japón el espectáculo era visible en algunas partes del archipiélago, pero no en Tokio, donde el cielo estaba nublado.

Cielo despejado

Pero el espectáculo dependerá de la meteorología ya que se necesita un cielo despejado para poder observar el fenómeno en toda su plenitud.

Las playas de Bali, la isla más turística de Indonesia, también se llenaba de gente y centenares de surfistas esperaban superolas en el momento de la superluna, debido a la influencia del astro en las mareas.

La luna vista desde el cielo de India.

En India, el fenómeno era también visible en casi todo el país, aunque en Nueva Delhi, la capital más contaminada del mundo, los habitantes tuvieron que perseverar para conseguir vislumbrarla en medio de una espesa niebla que cubre la ciudad desde hace varias semanas.

Los astrónomos informaban a los curiosos para explicarles este fenómeno excepcional.

El lunes la Luna estará a "sólo" 356.509 km de la Tierra (la distancia promedio es de 384.400 km).

"Hay que remontarse al 26 de enero de 1948 para tener una superluna cuya distancia respecto a la Tierra sea inferior", explica Pascal Descamps, del Observatorio de París.

Imagen de la zona de Chinatown en California.

Y habrá que esperar al 25 de noviembre de 2034 para que la Luna se acerque más a nosotros, explica.

Además, "como el sistema Tierra/Luna se acerca al momento del año en el que está más cerca del Sol (el 4 de enero de 2017), la Luna recibirá más luz del Sol que de costumbre, lo que también aumentará su aparente luminosidad", explica la Asociación Astronómica Irlandesa (IAA).

Si las condiciones meteorológicas lo permiten se podrá ver desde todas partes. El show será para todo el mundo y observable a simple vista.

Pero con prismáticos o un telescopio se podrá escrutar como nunca la superficie lunar.

Imagen de la Gran Mezquita del Sultán Qaboos en Muscat (Omán).

En algunos países, como Tailandia, las autoridades pusieron telescopios a disposición del público en varias ciudades.

En Taiwán, el Museo Astronómico de Taipéi, instaló varios telescopios en el centro de la ciudad. Muchos aficionados a la observación espacial se dieron cita en la cumbre de la Torre 101, uno de los rascacielos más altos del mundo. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: