Temas

Explosión

Muertos

Bases militares

Militares


Un cabo oriundo de Salinas murió en explosión en cuartel de Latacunga

“Fue algo impactante, porque nadie puede coger (asumir) una noticia como estas”, dijo Víctor Masa, suegro del cabo segundo Félix Echeverría Martínez, víctima mortal de la explosión en una bodega que se registró este lunes las 06:41 en la Brigada de Fuerzas Especiales Patria, acantonada en Latacunga.

En el recinto militar, el movimiento fue intenso luego del hecho, porque ingresaron unidades de diferentes instituciones, como personal especializado en explosivos, ya sea de la Policía Nacional, Cuerpo de Bomberos, así como familiares de militares que prestan sus servicios en la Brigada. Estos últimos acudían para conocer si algún pariente estaba entre los cinco heridos. También hubo el sobrevuelo de algunos helicópteros por la zona.

La extracción del cuerpo del militar fallecido tomó horas. Al mediodía seguía entre los escombros, según contó Masa, quien junto con su hija Mayra Alexandra esperaba que se hicieran los trámites para llevarlo a Quito a su velación. Manifestó que deja en la orfandad a una pequeña de 5 años.

Comentó que su yerno llegó con el pase hace un año y medio a la Brigada Patria, donde estaba asignado como ayudante de la bodega. Él era oriundo del cantón Salinas, en la provincia de Santa Elena.

El ministro de Defensa, Ricardo Patiño, llegó al recinto militar luego de visitar a los cinco heridos: capitán Óscar Abad, sargento Ángel Chafla; cabos Édgar Chango y Orlando Yupangui, y soldado Miguel Guamaní. Patiño dijo que fueron trasladados al hospital básico de Cotopaxi, en donde constató que están fuera de peligro, algunos con afectaciones en el sistema auditivo por la fuerza de la explosión.

Aseguró que en la bodega se guardaba solamente armamento, ningún tipo de explosivos, pero que aún no se conocía la causa del accidente. Agregó que personal especializado del Ejército, de la Policía Nacional y de la Fiscalía realiza las investigaciones correspondientes.

Aclaró que todo está controlado, que no había la posibilidad de que algo adicional pudiera suceder, por lo que la población aledaña al recinto militar podía estar tranquila.

Asimismo, el general Luis Castro, comandante general del Ejército, reiteró que en la bodega se guardaban fusiles, que para explosivos y granadas se utilizan refugios que están en áreas alejadas de la población.

Comunicó que se conformará una junta de investigación de accidentes con miembros de las fuerzas Terrestre, Naval y Aérea, con el fin de conocer la causa que provocó la explosión, aunque aseguró que de acuerdo con la versión del capitán Abad, el estallido se generó en el momento en el que el fallecido le iba a entregar a él una pistola.

Aclaró que en la bodega había material inflamable para el mantenimiento de los fusiles, tanques de aceite, tanques de lubricantes, que por esa razón se tiene que esperar que la parte técnica indique qué pasó.

También dijo que la profesión (militar) es de altísimo riesgo y que por más que se tomen todas las medidas, directrices y disposiciones, desgraciadamente ocurren este tipo de accidentes. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: